Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Guido Kaczka le puso los puntos a un participante que bromeó con romper el protocolo del coronavirus: "¡Pará!"

El concursante bromeaba con el conductor, pero cuando quiso acercarse a él, lo frenó para respetar la prevención.

Guido Kaczka no permitió que un participante viole las medidas de seguridad por el coronavirus

Los programas de televisión maximizaron sus medidas de seguridad e higiene para poder continuar saliendo al aire con el menor porcentaje de riesgo. En Bienvenidos a bordo, el ciclo de Guido Kaczka, una divertida situación con un participante hizo que el conductor se ponga serio cuando este quiso acercarse a él.

“En el corte me dijo que me iba a sacar charla”, había arrancado Guido. “Acá todos los que pasan son muy callados, hay que hablar un poquito”, comentó el desinhibido participante para rematar con una frase con la que buscaba imitarlo. “Todo bien, ¿y vos a qué te dedicás?”, le lanzó al animador. “¿Vos me estás cargando? ¿Cómo a qué me dedico? Estoy acá trabajando”, siguió la humorada el conductor. Pero no quedó ahí.

Guido: "¡Pará que estamos con la distancia!".

“¡Vos sos el de la tele!”, siguió el concursante que, dispuesto a alargar su tiempo frente a cámara, busco acercarse a Guido, instante en el que el conductor se alejó de él y el otro lo siguió como si estuvieran jugando a la mancha venenosa, el juego infantil. “Pará que estamos con la distancia”, le pidió, pero al ver que el participante creía que se podían divertir con eso, dio la orden para que comience el juego con un “preparados para jugar, listos, ya”.

Guido: "No tenés un chiste, no tenés nada. Me estás descansando. Muy simpático, pero me está hueveando, locutor. Me descansó, como se dice, pero un simpático total".

Como el muchacho perdió en el juego, una de las revanchas que tienen los concursantes es contar un chiste para ganar un premio. "¿Tenés un chiste de ‘mamá, mamá...?’", siguió el animador, sorprendiendo al concursante. "Sí, tengo uno. ‘Mamá, mamá, en el programa de Guido..", arrancó, tratando de inventar algo sobre la marcha, pero Kaczka lo despachó. "No, no tenés nada. Me estás descansando. Muy simpático, pero me está hueveando, locutor. Me descansó, como se dice, pero un simpático total", lanzó, sin perder el humor, pero despidiéndolo. ¡Le puso los puntos!