Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Gran Hermano 2015 y el Superclásico: la reacción de los participantes al enterarse cómo salió el Boca-River de la Copa Libertadores

Angie, la última en ingresar a la casa, contó el bochornoso final del cruce copero. Pero esa y otras infidencias del afuera le valieron una dura sanción: quedó en placa para la próxima eliminación.

Angie les contó a sus compañeros de Gran Hermano 2015 el resultado del último Boca-River

El aislamiento de los participantes de Gran Hermano 2015, sumado a la llegada de Angie, la concursante que ingresó el último miércoles, hizo que la joven se fuera de boca con sus compañeros y terminó siendo sancionada por la producción. Entre otras infidencias del afuera, contó el escándalo que hubo en el último superclásico entre Boca y River.

"¿Saben cómo fue? Boca hizo quilombo en su cancha y fue eliminado. Fue eliminado de la Libertadores, por un año no va a poder jugar y por dos años la cancha va estar cerrada", detalló erróneamente, ya que la sanción -además de la exclusión de la actual Copa- fue sólo de cuatro partidos internacionales a puertas cerradas, pudiendo jugar la próxima Libertadores si se clasifica. La sorpresa de los chicos, claro, fue total.

Ansiosos los chicos (sobre todo los de Boca y River) por conocer la noticia más esperada del club de sus amores, Angie terminó transgrediendo las reglas del programa: "River eliminó a Boca", soltó sin dudarlo, provocando que Brian, xeneize fanático, recibiera las inmediatas cargadas de Fernando y Mariano, hinchas millonarios. Pero eso no fue todo. "¿Saben cómo fue? Boca hizo quilombo en su cancha y fue eliminado. Fue eliminado de la Libertadores, por un año no va a poder jugar y por dos años la cancha va estar cerrada", detalló erróneamente, ya que la sanción -además de la exclusión de la actual Copa- fue sólo de cuatro partidos internacionales a puertas cerradas, pudiendo jugar la próxima Libertadores si se clasifica. La sorpresa de los chicos, claro, fue total.

Esa infidencia, sumada al dato que le dio a Brian mientras charlaban en la cocina, al decirle que no haga la fulminante porque el participante fulminado sólo se va en caso de obtener la mitad de los votos del público, le terminó saliendo caro a Angie. Apenas llegó a la casa ya había sido sancionada por la misma razón (una amarilla) y en esta oportunidad, Gran Hermano decidió darle una pena mayor: dos amarillas más, por lo que llegó a las tres y en la próxima nominación estará en placa.

¡Mirá el momento en que Angie contó en la casa de Gran Hermano el resultado del escandaloso Boca-River