Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La desafortunada pregunta de Nicolás Repetto a una víctima de acoso: "¿Estabas vestida de una manera sexy?"

El conductor de Telefe habló con Débora Garay, quien fue manoseada en la calle y luego acosada por otro hombre en el subte.

La desafortunada pregunta de Nicolás Repetto a una víctima de acoso.

Débora Garay, una joven estudiante de Medicina de 26 años, sufrió una situación de abuso sexual y acoso callejero con diferencia de minutos. La mujer caminaba por Barrio Norte cuando una moto se subió a la vereda. “Pensé que me iba a robar. Duró unos segundos, pero fue horrible. Me tocó y se fue”, le dijo a Infobae.

En shock, Garay buscó refugio en la estación Agüero, del subte D. Al otro lado del andén, un hombre sacó su miembro y empezó a masturbarse. “Estaba sola, me asusté mucho, pero lo filmé y saqué algunas fotos”, escribió en el descargo que se viralizó en las redes sociales.

El miércoles, Débora brindó una nota al Noticiero de la gente, de Telefe, en el que Nicolás Repetto provocó una fuerte polémica con una desatinada pregunta. “Sé que no hay ninguna excusa en esto que voy a decir. Abro el paraguas porque hay mucha sensibilidad. La pregunta es: ¿estabas vestida de una manera sexy que podías atraer más?”, consultó el conductor con cierto desatino, y aclaró: “No justifico que si estabas con una minifalda podías ser acosada, estás en todo tu derecho. Lo que queremos saber es si también un poco no se está generando un poco más... si vas de noche vestida muy sexy, si conviene hacerlo o no, sería útil saberlo”.

Repetto: "La pregunta es: ¿estabas vestida de una manera sexy que podías atraer más? No justifico que si estabas con una minifalda podías ser acosada, estás en todo tu derecho".

La pregunta de Repetto disparó un fuerte repudio en las redes sociales por la revictimización de la joven. Minutos más tarde, el noticiero entrevistó a Aixa Rizzo, una mujer que sufrió acoso callejero en 2015 y cuya denuncia derivó en una ley contra el acoso. “En las comisarías te revictimizan preguntándote qué tenías puesto, que lo único que hace es poner la culpa sobre la víctima”, comenzó y terminó cruzándose con Repetto.

El ida y vuelta.

Repetto: -Yo sé que se enojan cuando les hacen esa pregunta. ¿Pero es posible estar a la una de la mañana en un subte vestida sexy? ¿Es sensato si yo salgo a la noche a caminar por Palermo con un Rolex de oro?

Rizzo: -Los hombres salen como quieren a la calle y las mujeres no los acosamos, no les decimos nada. Esto es violencia de género.

Repetto: -¡Totalmente! ¿Pero por qué lo mandan siempre para ese lado?

Aixa Rizzo: "Si siguen preguntando por la ropa, no estamos entendiendo que no tiene nada que ver con la ropa, sino que es la cultura machista donde vivimos. Lo único que hace es poner la culpa sobre la víctima".

Rizzo: -Porque es una cuestión cultural. Si siguen preguntando por la ropa, no estamos entendiendo que no tiene nada que ver con la ropa, sino que es la cultura machista donde vivimos. Es una pregunta antigua.

Repetto: -Vamos a decirlo claramente. No hay ningún derecho a acosar, vestida como esté vestida. Vamos a arrancar por dónde es.

Rizzo: -Hay que empezar a educar a los hombres que no acosen, hay que empezar a criar a los nenes de otra forma. Porque si no el centro de esta conversación es cómo se visten las mujeres y no por qué hay tantos hombres que acosan. Con este tipo de comentarios, fomentamos una cultura donde a esas personas les parece normal o apropiado hacer ese tipo de cosas.

Repetto: -No todos somos así. Y no puedo creer que en todas las esquinas haya un acoso. Serán situaciones particulares.

Rizzo: -Si no lo podés creer, no estás haciendo bien tu labor de periodista. Este es un problema grande.

Repetto: "No todos somos así. Y no puedo creer que en todas las esquinas haya un acoso. Serán situaciones particulares".

Repetto: -Venimos estando así desde hace siglos. Hay cosas que se van incorporando porque son nuevas. Antes, pasar por una obra y que te dijeran piropos era un clásico, te la bancabas y no pasaba nada. Ahora, ya no se la quieren bancar más. Y a lo mejor es justo. Hoy lo viven como un acoso y un movimiento contracultural contra algo que era de la cultura. Y me parece bien. Se está cambiando el escenario de algo que antes parecía era natural, y ahora tenemos que aprender que no lo es. Algunas veces pensábamos que hasta te podía halagar. ¿Vos qué decís, Aixa? ¿El piropo sigue corriendo o puede tomarse como acoso? ¿Cómo se diferencia?

Rizzo: -Es lamentable que tengamos que tener esta discusión. Yo estoy segura de que a la mujer nunca le gustó, simplemente que no sabíamos que teníamos herramientas para defendernos, para decir que está mal. No es que antes nos gustaba el acoso y ahora no.

Repetto: -O sea que lo mejor sería no dirigirle la palabra a nadie que no conozcas en la calle. Me da la sensación de que yo estaría defendiendo el acoso y que no vistas como quieras, y no es eso.

Rizzo: -Estamos en una situación en que las mujeres denunciamos acosos y manoseos en el subte, ¿y nos vamos a poner a pensar si está bien decirle "Hola, linda"? Primero, discutamos lo que es realmente grave.

Fuerte cruce de Nicolás Repetto con una víctima de acoso callejero