Daniela Lopilato habló del tratamiento de Noah para combatir el cáncer: "Dicen que los niños suelen ser fuertes para soportar la quimioterapia... y mi sobrino es un guerrero" - Ciudad Magazine

Daniela Lopilato habló del tratamiento de Noah para combatir el cáncer: "Dicen que los niños suelen ser fuertes para soportar la quimioterapia... y mi sobrino es un guerrero"

La hermana de Luisana habló de la lucha del pequeño de 3 años y la revista Gente confirma que al niño le encontraron un tumor en el hígado.

Daniela Lopilato habló del tratamiento de su sobrino Noah (Fotos: Web)

Tras el durísimo golpe que recibieron Luisana Lopilato (29) y Michael Bublé (41) luego de que su hijo mayor, Noah (3), fuera diagnosticado con cáncer, la familia se quedó instalada en Los Ángeles para que el pequeño comience su tratamiento en esa ciudad estadounidense. Allí también están Eduardo y Betty, padres de la actriz. Con mucha fe en Dios y en los médicos, Daniela Lopilato (37), hermana de Luisana, habló del tema.

Si Dios quiso que se lo descubrieran de esa manera, es porque quiere salvar a Noah”, le dijo la tía del pequeño a la revista Gente. Y agregó: "El cáncer es una enfermedad horrible, pero tenemos fe en que Noah va a salir adelante. Lo sabemos. Llegó la hora de empezar un tratamiento que será largo y muy duro, pero que hay que pasar. Dicen que los niños suelen ser fuertes para soportar la quimioterapia... y mi sobrino es un guerrero".

Daniela Lopilato: “Si Dios quiso que se lo descubrieran de esa manera, es porque quiere salvar a Noah. El cáncer es una enfermedad horrible, pero tenemos fe en que va a salir adelante. Lo sabemos. Llegó la hora de empezar un tratamiento que será largo y muy duro, pero que hay que pasar".

Además, la nutricionista -que en los próximos días volará a Los Ángeles- remarcó que el proceso que está atravesando Noah no es impactante para el menor debido a su corta edad: "Tiene la inocencia de los nenes y eso está bueno. No entiende demasiado lo que está pasando".

Por otro lado, el semanario revela detalles de cómo Luisana fue tomando conocimiento de la enfermedad de Noah. El miércoles 26 de octubre, como su hijo tenía unas líneas de fiebre que, lejos de bajar, subían, decidió llevarlo al sanatorio Otamendi. Un primer examen clínico exhaustivo determinó que no eran paperas, y arriesgaron dos diagnósticos posibles: angina o mononucleosis. Tras una batería de estudios para descartar lo segundo, que incluyeron una ecografía abdominal y un hisopado de fauces, le confirmaron que era una simple angina, pero le advirtieron que la ecografía de abdomen había detectado un problema hepático. Según cuenta la revista Gente, los médicos le dijeron a Lopilato: "Tiene una manchita en el hígado, pero no muestra distintas tonalidades. Por eso, es probable que sea benigno, pero hay que seguir con los estudios".

Según detalla la revista Gente, los médicos del Sanatorio Otamendi le advirtieron a Luisana: "Noah tiene una manchita en el hígado, pero no muestra distintas tonalidades. Es probable que sea benigno, pero hay que seguir con los estudios". Días después, en Los Ángeles llegó el resultado más temido: cáncer en el hígado. La quimioterapia ya comenzó, "con muy buena tolerancia de Noah", según cuentan amigos de la actriz.

Ante esto, Luisana decidió volar de urgencia a Los Ángeles con sus dos hijos, para seguir con los estudios en Los Ángeles y junto a Michael, quien voló desde Londres. Allí, el 1° de noviembre llegó el resultado que nunca quisieron escuchar: cáncer en el hígado, con un tratamiento inicial de cuatro meses de quimioterapia (que ya comenzó, "con muy buena tolerancia de Noah", según le contaron a Gente amigos de la familia) y la posibilidad de una cirugía para extirpar el tumor más adelante. "Fue acá (en Buenos Aires) donde descubrieron que algo andaba mal. Tenemos muy buenos especialistas. Pero por cuestiones personales y familiares, Lu y Mike decidieron volar a los Estados Unidos para hacer el tratamiento", contó Daniela, quien cerró con un agradecimiento hacia los mensajes de cariño y fuerza que recibieron de todo el mundo: "Nos hace bien sentirnos así de acompañados. El amor de la gente nos ayuda a ver las cosas con optimismo y mucha fe".

¡Fuerza, Noah!

TE PUEDE INTERESAR