Los antojos de Vanina Escudero, embarazada de cuatro meses y medio: "Voy de lo súper dulce a lo salado; tomates, palta y torta"

En agosto, la bailarina se convertirá en madre por segunda vez junto a Álvaro Navia. Mientras, disfruta y se da ricos gustos.

Vanina Escudero, embarazada de cuatro meses y medio (Foto: redes sociales)
Vanina Escudero, embarazada de cuatro meses y medio (Foto: redes sociales)

A fines de 2015, la vida sorprendió a Vanina Escudero (34) y Álvaro "Waldo" Navia (49) con una gran noticia: la bailarina se enteraba que estaba nuevamente embarazada. Padres de Benicio (1 año y 10 meses), la pareja pensaba ampliar la familia con la ayuda de algún tratamiento de fertilización, pero la dulce y feliz espera sucedió naturalmente.

"Son de lo más extraños: voy de algo súper dulce a algo salado. Quizás me antojo con una ensalada natural, con tomate y palta, o sino tortas. Una noche lo hice salir a las 9 de la noche a mi marido a comprarme una torta chocolate", dijo Vanina en la revista Pronto.

Cursando el cuarto mes y con fecha de parto para agosto, Vanina relató en la revista Pronto cómo fue el día que comprobó que estaba gestando en su vientre otro hijo. "Una tarde estaba en la escuela (de baile) y empecé a sentir náuseas. Le pedí a mi marido que me fuera a buscar para ir al médico. Compramos un evatest y nos vinimos a casa. Era sábado. Álvaro y Beni se quedaron jugando en el jardín y yo subí sola a hacerme la prueba. Pensaba que me iba a dar negativo y para evitar ponernos todos tristes, me lo hice sola. Al segundo ya tenía el resultado súper positivo. Bajé corriendo, los abracé a mi marido y a mi hijo, y le dije a Álvaro: 'Beni va a tener un hermanito'".

Emocionada y transitando un bello momento familiar, la bailarina aseguró que no se preocupa por el aumento de peso y enumeró sus particulares antojos: "Son de lo más extraños: voy de algo súper dulce a algo salado. Quizás me antojo con una ensalada natural, con tomate y palta, o sino tortas. Una noche lo hice salir a las 9 de la noche a mi marido a comprarme una torta de chocolate".

Por último, la mujer de Waldo contó que están pensando nombres para la niña que viene en camino, pero que no hay uno elegido. "Tenemos algunas opciones, pero no está definido… Son nombres comunes, no extraños", concluyó Vanina, contando los días para que llegue agosto y tener en brazos a su hijita.