Amalia Granata y un palito a Chiche Gelblung tras renunciar a su programa en Canal 26: "Era un maltrato general"

La periodista confesó que abandonó el ciclo no sólo por cuestiones económicas, sino también porque no quería convalidar el trato del conductor.

Granata y un palito a Gelblung tras renunciar al noticiero: "Era un maltrato general"

La dupla que conformaban Amalia Granata y Samuel "Chiche" Gelblung en las mañanas de Canal 26 en Argentina despierta era prometedora, pero de forma abrupta se disolvió. La periodista, que renunció al programa que produce el exdirector de la revista Gente, ahondó en detalles en una entrevista con Intrusos.

Cuando Jorge Rial le señaló a su invitada la coincidencia de que se quedó sin trabajo justo cuando estaba por graduarse de Técnica Superior en Periodismo en TEA, Amalia se explayó sobre sus motivos: "Hubo un tema de incumplimiento de pagos y decidí abandonar. Me parece que uno trabaja para vivir. Además, no estaba de acuerdo con cierta forma de trabajo, había ciertas situaciones a las que no estoy acostumbrada y decidí que no era lo que quería".

"Hubo un tema de incumplimiento de pagos y decidí abandonar. Me parece que uno trabaja para vivir. Además, no estaba de acuerdo con cierta forma de trabajo, había ciertas situaciones a las que no estoy acostumbrada y decidí que no era lo que quería".

Sin embargo, no todo se trataba del dinero y Granata apuntó contra Gelblung: "Había manejos y tratos a los que yo no estoy acostumbrada. Me crié en una casa en que eran todos muy tranquilos, sin malos tratos ni agresiones. Era un maltrato general y si me seguía quedando era como naturalizar una situación que en mi vida no está naturalizada. Nunca lo permití ni lo voy a permitir. Respeto a los que se quedan pese a esa forma de trabajo, pero yo no".

Entonces, cuando Jorge le recordó a Amalia que Chiche era conocido por sus mañas y exigencias profesionales, la ex del Ogro Fabbiani se excusó: "Nunca había trabajado con él. No sé si está bien o está mal, pero no es lo que yo quiero. Para mí está mal (…)Yo veía eso en otros, después estuve involucrada y dije 'no'". A la hora de evaluar cuánto influyeron los motivos que dio, el económico y el de los tratos, Granata concluyó: "Están a la par".

Al final, Amalia Granata se despachó con una inesperada reflexión: "Ahora me siento liberada, porque creo que en estos 12 años estuvimos un poco… Cuando tuve la discusión acá en América con Aníbal Fernández, fue intenso. Después trabajé en otros canales donde hubo bajada de línea para no hablar de ciertas cosas (…) Si no tenés mucho poder y un peso importante en el medio, es muy difícil expresarse sin que después te cierren las puertas".