Ailén Bechara reveló su angustia por la 'ausencia' del padre, quien salió al aire para disculparse: "Le pido perdón, estuve mal"

La diosa de Bailando 2015 y oriunda de Darragueira, reveló una difícil etapa de su vida y luego se cruzó con Jorge Bechara, ante las cámaras. El momento.

El reproche de Ailén Bechara a su papá, en vivo: "En ocho años que estoy viviendo acá, jamás vino a verme"

En la última presentación de Ailén Bechara (25) en ShowMatch se vivió un clima tenso luego de que la participante rompiera en llanto. Si bien el detonante había sido un desafortunado comentario de Moria Casán, quien aseguró que la modelo tenía "mucho casting sábana", aunque luego -ante las lágrimas de la exazafata de A todo o nada- aclaró que se trataba de un chiste, la angustia de la rubia podría deberse a un cúmulo de cosas.

En esa misma gala, Ailén dio cuenta de su presente: “Vengo con otras cosas de mi casa que uno no tiene que traerlas a la pista. Vengo con miedo, no tengo a nadie. Me da miedo porque esto es todo nuevo para mí y me siento sola, pero no lo digo para dar lástima. Le dije a mi mamá ‘por favor, vení porque te necesito’”, había expresado frente a las cámaras.

Ailén: "Pasaron muchas cosas, es una historia más complicada que un simple divorcio entre mis papás. Hoy, ya soy grande, lo perdoné y no quiero llorar. No nos vemos desde Navidad. Nos debemos una gran charla con verdades y con sinceridad, sino no me sirve. Yo empecé a ir a terapia desde los 13 años por él, pero está todo bien, papi. Te amo".

Ahora, más tranquila, Bechara compartió con el público un poco más de su historia de vida: “A mi viejo lo veo cada vez que voy a Darregueira y la verdad es que no hablo mucho con él. Ahora un poquito más porque le pongo un ‘gracias’ y listo. Tampoco hablo con él por teléfono. En 8 años que estoy viviendo acá, jamás vino a verme y es algo que yo se lo reclamo mucho y se lo reclamé, pero ya está, ya me acostumbré”, expresó en Informadisímos, el programa de Carlos Monti por Magazine

Luego, agregó: “Por ahí minimiza un montón de cosas que no fueron así. Tal vez nos debemos una charla de padre a hija, que nunca la tuvimos. Pasaron muchas cosas, es una historia más complicada que un simple divorcio entre mis papás. Hoy, yo ya soy grande, lo perdoné y no quiero llorar. En su momento, era muy nena y hoy en día entiendo que los padres hacen lo que pueden. Obvio que lo quiero y mato por él. No nos vemos desde Navidad. Nos debemos una gran charla con verdades y con sinceridad, sino no me sirve. Yo empecé a ir a terapia desde los 13 años por él, pero está todo bien, papi. Te amo".

Jorge Bechara: "Lo que más quiero es arreglarme con Ailén. El error más grande que tuve con ella es no haber podido ir a visitarla a Capital, no es excusa, pero estuve muy mal económicamente, hoy gracias a Dios las cosas cambiaron. Aparte yo no estaba bien emocionalmente. Estuve a punto de caerme. Siempre soy de pedir perdón y se lo diría mirándola a ojos. Le pido perdón a muerte”.

Fue entonces que Jorge Bechara salió al aire vía telefónica: "Es verdad que no nos vemos desde Navidad. Estamos viéndote y esta todo Darregueira apoyándote. Lo que más quiero es arreglarme con Ailén, porque mis dos hijos (tiene otro hijo que se llama Matías, hermano de Ailén) son los amores de mi vida. El error más grande que tuve con ella es no haber podido ir a visitarla a Capital, no es excusa, pero estuve muy mal económicamente, hoy gracias a Dios las cosas cambiaron. Aparte emocionalmente y psicológicamente, yo no estaba bien. Estuve a punto de caerme. Siempre soy de pedir perdón y se lo diría mirándola a ojos. Le pido perdón a muerte”, remarcó.

Por último, Ailén se mostró dura, pero no le cerró las puertas a un nuevo encuentro: "Nos debemos una charla, cuando vaya a Darregeuira hablaremos, calculo. No me gusta que me mientan, está todo bien, ya soy grande, aprendí y no tengo rencores. Me sentí abandonada, mi vieja hizo de todo para mantenerme en Capital. Yo sé muchas cosas que pasaron y lo que no me gusta es la mentira", finalizó.