Eugenia Tobal, destape y confesión: "Voy al psiquiatra, la medicación me ayudó"

La actriz de Sos mi hombre le brindó una entrevista íntima a la revista Gente, donde cuenta cómo hizo para superar su sorpresivo divorcio de Nicolas Cabré y la pérdida de su embarazo. 

Cuando fue el momento de alejarse de la luz pública y resguardarse en sus afectos, lo hizo. Ahora, más fuerte y serena, Eugenia Tobal se anima por primera vez a hablar a fondo de su conflictiva separación de Nicolás Cabré, a tan sólo siete meses de su boda. Y también cuenta cómo hizo para superar el dolor de la ruptura y de la pérdida de su embarazo.

Lo hizo con la revista Gente, que la tiene en su portada con una hermosa producción de fotos y una entrevista íntima en la que la actriz de Sos mi hombre y panelista de Pura Química no esquivó ningún tema. A continuación, algunas de sus declaraciones más sobresalientes:

"No le debo lo que soy a mi desgracia. Soy mucho más que el año que pasé".

Cómo hizo para recuperarse

“Fue doloroso, trabajé mucho todos estos meses. La tristeza hace estragos. Cuando lo noté, sentí que tenía que cuidar mi cabeza: hago terapia, voy al psiquiatra. La medicación ayudó, es un colchoncito que acomoda la cabeza para que uno pueda pensar mejor. Traté de ir equilibrando cuerpo y alma. Lo demás es cuestión de tiempo”.

 

El dolor de la separación y la pérdida de su embarazo

“Fueron dos pérdidas: la del bebé y la separación. Y aunque se haya mediatizado, lo que me pasó fue en serio. Entendí que era parte del negocio, pero por momentos sentí que se pasaban de la raya”.

"La medicación ayudó, es un colchoncito que acomoda la cabeza para que uno pueda pensar mejor".

“Yo siempre tuve un perfil muy bajo. Soy ésta, la que se viene rompiendo laburando, la que nunca generó quilombos. No soy escandalosa ni mediática, no me ves en todos los eventos. Termino de grabar y me voy a casa vivir mi vida lo mejor que puedo. No le debo lo que soy a mi desgracia. Soy mucho más que el año que pasé”.

“Nunca me arrepentí, de nada. Todas las decisiones las tomé convencida y con amor. Hubiera preferido que me fuera mejor, pero ¿y si salía bien? El arrepentimiento no vale. Si me preguntás si me gustó sufrir tanto… y no, la verdad que no. ¿Si fue el dolor más grande que sentí? Sí, lo fue”.

"Nunca estuvo en mí la intención de llegar a juicio. Yo soy leal, juré lealtad y cumplí hasta el último momento".

 

El acuerdo judicial con Cabré

“Viví 35 años sin sacarle nada a nadie. Nunca estuvo en mí la intención de llegar a juicio. Yo soy leal, juré lealtad y cumplí hasta el último momento. Las grandes desilusiones dejan marcas, pero hoy esa página está dada vuelta”.

 

¿Qué busca hoy en una pareja?

“Lo mismo: compañerismo, sentido del humor, lealtad. Ni siquiera de la fidelidad me agarro: lo más doloroso es que la persona que amás sea desleal. Eso va más allá de cualquier otra cosa. Creo que me fijaría en alguien con la sabiduría y la inteligencia de vivir con alegría, pero sobre todo necesitaría que sea cuidadoso y leal conmigo, porque yo lo soy”.