Ganó la lotería y ahora está desaparecido

La Policía de Estados Unidos cree que el hombre de 43 años fue víctima de su suerte y fue asesinado. Su madre espera que su hijo se encuentre de viaje.

En el 2006, Abraham Shakespeare, quien se desempeñaba como un simple ayudante de conductor de camión, ganó 30 millones de dólares en la lotería de Florida, aunque al cobrar todo junto la fortuna se redujo a casi 17 millones. Sin embargo, su golpe de suerte, creen, le costó la vida.

En noviembre del año pasado, el hombre devenido en millonario desapareció. Esperanzada, su madre cree que se fue de viaje al Caribe, y que está sentado en una playa disfrutando de la buena vida que se ganó, pero la policía plantea que fue asesinado.

Al respecto, las autoridades locales dijeron: "Hay un montón de extraños y extrañas circunstancias en este caso. Tenemos miedo y nos estamos preparando para lo peor. Estamos trabajando en este caso como si se tratara de un homicidio".

El hombre tenía antecedentes penales, entre ellos arrestos por robo, agresión y no pagar la manutención infantil.

Con sus 16.9 millones en el bolsillo, Abraham Shakespeare se había comprado un Nissan Altima, un Rolex, una casa de un millón en una villa cerrada, y planeaba iniciar una fundación para los pobres.

Según su madre, se había vuelto muy generoso, ya que le prestaba dinero a sus amigos y hasta llegó a donarle un millón a un hombre.