Bill Gates pretende detener huracanes en el mar

El presidente de Microsoft, Bill Gates, presentó el 9 de julio una solicitud a la oficina norteamericana de patentes para detener los huracanes en aguas oceánicas.

La patente Métodos y aplicaciones de la alteración del agua consiste en que los huracanes, que incrementan o menguan su fuerza según la temperatura del agua marítima, pierdan poder de destrucción con el enfriamiento del agua sobre la que pasaría. El método consiste en la colocación de barcazas que bombean agua fría desde el fondo del mar a la superficie, creando una especie de muro líquido frío que anula o reduce la fuerza del huracán antes de llegar a tierra.

Además de Bill Gates, la solicitud de patente va firmada por doce científicos, la mayoría de ellos físicos e investigadores del estado de Washington, sede de la empresa, y abogados especializados en patentes y propiedad intelectual. Entre ellos destaca Stephen Salter, de la universidad de Edimburgo, que inventó hace años un procedimiento, el Pato Salter, para aprovechar la fuerza de las olas como energía renovable, para la salinización del agua o la generación de electricidad.
La invención es de Intellectual Venture Lab, un laboratorio de inventos fundado por ex directivos de Microsoft. En su cartera tiene uno sobre la eliminación de mosquitos, conectado a la lucha particular de Gates contra la malaria.

Ante las previsibles críticas medioambientales, Pablos Holman, directivo de Intellectual Venture Lab, se explica en su blog: "No es el tipo de tecnología que los humanos deberían utilizar como Plan A o B. Es el plan C, para cuando los humanos decidamos que hemos agotado todos los otros recursos. Si nuestro planeta se encuentra en una situación grave, creemos que no deberíamos eliminar la opciones tecnológicas que tenemos para mitigar los daños".