Marcela Tauro, lista para Bailando 2015: "Sé que Polino pidió incorporar el cero por mí; yo no bailo bien, pero voy a hacer reír"

La periodista dialogó con Ciudad.com a días de su debut en ShowMatch. Cómo se ve en la pista, qué tendrán sus previas con Tinelli y la opinión de su hijo de 9.

Marcela Tauro se refirió a su próximo arribo al Bailando 2015 de ShowMatch. (Foto: Web)
Marcela Tauro se refirió a su próximo arribo al Bailando 2015 de ShowMatch. (Foto: Web)

"¡Estoy llena de moretones! Pensé que iba a venir más cansada a trabajar y la verdad es que estoy con muchas pilas. Sé que no voy a bailar bien, pero voy a hacer reír. No porque sea cómica, sino porque es cómico cómo lo hago, cómo me divierto".

Marcela Tauro (50) se animó a correrse de su zona de confort. La periodista decidió tomar el 2015 como su oportunidad para probarse en nuevos terrenos y fue por ellos: tuvo su debut editorial con el libro La espiritualidad y los famosos y pronto pisará la pista de baile de ShowMatch. Instaladísima en Intrusos y parte de El diario en C5N, Tauro no para y en un descanso entre sus múltiples compromisos, habló con Ciudad.com sobre las expectativas que guarda para el gran show de Marcelo Tinelli

 

-¿Cómo creés que tomarán tus compañeros de ShowMatch este doble rol de periodista y participante? ¿Creés que se van a cuidar más en lo que digan?

-Tuve un buen recibimiento. A lo mejor se cuidarán más porque puedo ver cosas, pero no sé. Ayer tuve una buena recepción. Hablé con Gisela Bernal sobre su tema, le di mi opinión y lo que haría en su lugar. No vi a nadie en postura de no saludar. Con Agustina Kämpfer estuvo todo bien, fui y la saludé. Tuvimos un encontronazo en su momento, pero un saludo no se le niega a nadie. Incluso nos sacamos una foto juntas, y con otra gente, a pedido de la gente de Ideas del Sur.

-Dijiste que temés el cero de Marcelo Polino (sí, este año se incorpora el cero a la puntuación, a pedido del periodista) y de Ángel de Brito. ¿Tan mal te ves?

-¡Porque sé que lo pidieron para mí! (risas). Ayer hablé de eso con Tinelli. Yo me voy a divertir, esa es mi idea. Mostrar a la otra Marcela Tauro que no se ve tanto en los programas. Estoy ensayando el primer ritmo, que es disco, y por lo menos estoy entrenando. Me lo tomé en serio, no salgo, me entreno. Soy una mujer grande, así que estoy haciendo lo que puedo. Tengo condicionamientos, pero todo con mucha disciplina.

"Mi previa va ser el juego con Polino, me parece que la producción apuesta a eso. Los comentarios que me pueda hacer él y las preguntas que le pueda hacer yo. Obvio que si puedo ejercer la parte periodística, la ejerceré".

-¿Por qué lado creés que van a ir tus previas con Tinelli? ¿Te ves como tu colega Evelyn von Brocke el año pasado?

-Mi previa va ser el juego con Polino, me parece que la producción apuesta a eso. Los comentarios que me pueda hacer él y las preguntas que le pueda hacer yo. Obvio que si puedo ejercer la parte periodística, la voy a ejercer. ¡Espero que me vaya mejor que a Evelyn! Espero, porque si no me voy a los dos días (risas). Me estoy poniendo las pilas porque soy dura, pero voy tratando de hacer un papel digno.

-¿Qué ritmo sentís que puede llegar a ser tu fuerte?

-¡Ninguno! (risas). Por ahora vamos con el disco. Me pasa que lo tomo como un juego, me hace divertir mucho y lo veo desde ese lugar. Me preguntaron del baile del caño y del aquadance, pero no pensé nunca en eso. Cuando llegue, lo evaluaré. Mi tema es que nunca hice nada y hay que ver cómo se prepara el cuerpo. Hay que ver si mi cuerpo aguanta, si llego, si me eliminan antes. ¡Estoy llena de moretones! Pensé que iba a venir más cansada a trabajar y la verdad es que estoy con muchas pilas. Sé que no voy a bailar bien, pero voy a hacer reír. No porque sea cómica, si no porque es cómico cómo lo hago, cómo me divierto.

-¿Cómo tomó tu hijo Juan Cruz (9) este desafío que se viene de Bailando 2015?

-Pasa por etapas. La semana pasada me dijo que no fuera al Bailando porque si sus compañeritos se reían de mí, él iba a tener que salir a defenderme. Ahora cambió. Le expliqué que se iban a reír con su mamá, porque además le están pidiendo todos ir a verme. Ayer me preguntó por qué no lo había llevado a la fiesta de lanzamiento. Igual le dije que él era la prioridad y que si a él le hacía mal, yo dejaba. ¡Para mí fue Polino el que le llenó la cabeza! (risas).