Angelina Jolie y Brad Pitt firmaron un acuerdo prematrimonial millonario: ¿con qué se queda cada uno?

En Hollywood, las celebridades acostumbran tener un contrato legal antes de casarse para, si se divorcian, no tener un pleito interminable. "Brangelina" no fue la excepción y estas son las cláusulas.

Angelina Jolie y Brad Pitt firmaron un acuerdo prematrimonial millonario. (Foto: Web)
Angelina Jolie y Brad Pitt firmaron un acuerdo prematrimonial millonario. (Foto: Web)

El pasado sábado 23 de agosto, Angelina Jolie y Brad Pitt se casaron en Francia tras 8 años de estar en pareja y convertirse en padres de 6 hijos: Maddox (13), Pax (11), Zahara (9), Shiloh (8) y los mellizos Knox y Vivienne (6).

A pesar de la confianza y el “hasta que la muerte nos separe”, la pareja decidió firmar un multimillonario acuerdo prematrimonial, según informó el sitio Radar Online.

Es muy común en Holywood este tipo de contratos legales antes de dar el “sí”, para si en un futuro deciden divorciarse, las cosas estén claras por lo menos en cuanto a lo económico se refiere. Aunque también hay otros asuntos que también se pueden incluir. La pareja conocida como "Brangelina" no se salió del libreto y los actores pusieron sus firmas en este acuerdo.

Los asesores legales de Pitt y Jolie fueron los que les aconsejaron firmar el contrato. Entre las cláusulas del documento está la de la custodia de los niños: en caso de que el matrimonio se rompa por una infidelidad de Brad, Angelina obtendría la custodia principal de los hijos.

A pesar que para ellos lo más importante es el bienestar de los niños, lo económico ocupa una gran parte del acuerdo. el actor y la actriz poseen una fortuna conjunta de nada menos que 425 millones de dólares, siendo 240 millones de Pitt y los restantes 185 de Angelina.

Y en el acuerdo queda especificado que si la pareja se separa, cada uno conservará el total del dinero con el que llegó al matrimonio. Pero para lo que sea bien ganancial, es decir lo que obtengan después de la boda, sería dividido en partes iguales entre sus seis hijos.

Además estipula que tras un divorcio, ninguno de los ingresos generados en el futuro por las partes pasarían de ninguna forma a la otra parte.  

¡Qué viva el amor!