Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Vecinos de la nena violada y asesinada en Tucumán mataron a golpes a uno de los sospechosos

"Mucha gente lo agarró y le pegaron machetazos", señalaron los testigos.

 

Vecinos de la nena violada y asesinada en Tucumán mataron a golpes a uno de los sospechosos
Vecinos de la nena violada y asesinada en Tucumán mataron a golpes a uno de los sospechosos

Un sospechoso por la violación y crimen de Rocío Abigail Riquel, de 9 años, ocurrido en San Miguel de Tucumán, fue hoy asesinado a golpes por los vecinos del lugar cuando la Policía intentaba detenerlo.

Fuentes policiales informaron que se trata de José Guyamas, conocido como "Culón", quien había sido liberado tres días antes del asesinato de la nena, tras cumplir una condena por robo.

Los trestigos que declararon ante la Policía señalaron que vieron pasar a la pequeña de la mano de este hombre de aproximadamente 24 años y desde ese momento era intensamente buscado no sólo por la Policía, sino también por familiares y allegados a la víctima.

Se sospechaba que Guaymas podía estar escondido en un barrio conocido como El Manantial, pero los vecinos lo atraparon en un monte de la zona.

"Mucha gente lo agarró y le pegaron machetazos", señalaron los testigos.

Posteriormente, los agresores lo entregaron desnudo a la policía, pero ya estaba muerto.

En las próximas horas se llevará a cabo una autopsia sobre el cuerpo del sospechoso para determinar las circunstancias y la forma en que fue asesinado.

"El viernes por la noche se quiso ahorcar, amenazaba siempre a su mamá y se drogaba mucho. Nunca le tuve confianza porque vivía drogado. Tenía miedo de que le pasara algo a mi hija de tres años", relató una vecina del sospechoso a medios tucumanos.

El sábado pasado, pasadas las 9:00 de la mañana, la pequeña les dijo a sus papás que se iba a jugar a lo de una amiga pero nunca volvió.

Siete horas después, tras la denuncia de sus padres por desaparición, la nena fue encontrada muerta a 400 metros de su casa: estaba boca abajo, semi enterrada entre montículos de tierra del barrio Villa Muñecas, una zona humilde de San Miguel de Tucumán.

Los resultados preliminares de la autopsia indicaron que la nena fue asesinada mientras el atacante abusaba de ella.

Los peritos forenses que trabajaron sobre el cadáver indicaron que el violador intentó asfixiarla y la mató tras varios golpes en la cabeza con un bloque de tierra dura.

A partir de los testimonios de los vecinos, el fiscal del caso, Ignacio López Bustos, apuntaba la investigación a Guaymas, un sospechoso de aproximadamente 24 años que había salido de prisión tres días antes del crimen de la niña.

Los investigadores trataron de mantener la identidad del sospechoso en reserva, pero todo el barrio conocía al hombre y muchos habían sido testigos del momento en que pasó junto a Abigail de la mano.

De haber estado vivo, el sospechoso hubiera sido imputado por el delito de "abuso sexual con acceso carnal" y "homicidio criminis causae", que es el crimen que se comete para ocultar otro delito, cuya pena es la prisión perpetua.

Fuente: Noticias Argentinas