La vida de David Guetta en el documental Nothing but the beat

 El DJ confesó que aún le falta mucho por aprender en el mundo musical. 

 La vida de David Guetta en el documental Nothing but the beat
La vida de David Guetta en el documental Nothing but the beat

La vida de David Guetta, el  DJ que más ha contribuido a popularizar la música electrónica en el mundo, llegó a la gran pantalla. Desde la preparación de sus multitudinarias actuaciones, hasta las confesiones sobre su profesión y sus aspiraciones fueron detalladas en el documental Nothing but the beat.

Se trata de un material que ha sido esperado por muchos, pues el propio artista habría informado que lo que jamás contó a los medios estaría plasmado en este audiovisual. 

El filme adentra al espectador en las ansias de Guetta de ser DJ, en sus primeros pasos y por supuesto en sus primeros escenarios, en los que no sospechaba el éxito que tendría. Algo que tiempo después lo llevaría a convertirse en un icono de la música electrónica, en una referencia mundial. 

La película, que compartió nombre con el quinto disco del DJ, presentó una crónica del artista en el surgimiento de la música house en los clubes underground y su llegada a los más prestigiosos escenarios, incluyendo escenas grabadas entre bastidores que no se habían reproducido antes.

Nothing but the beat reunió entrevistas del propio Guetta y algunos artistas con los que ha trabajado durante su carrera, entre los que figuran William (The Black Eyed Peas), Kelly RowlandSnoop Dogg, LudacrisTaio Cruz y Usher.

Igualmente, contó con declaraciones de leyendas musicales como Norman Cook, Lauren Garnier, David Morales y  Pete Tonge

Se trata de un compendio en el que grandes artistas hablan de su experiencia al trabajar con el reconocido DJ, quienes además admitieron que las alianzas musicales que han hecho con Guetta han resultado por la pasión que el joven le imprime a sus proyectos. 

"Todavía me queda mucho por conseguir y por aprender", confesó Guetta en el documental, e indicó que desde pequeño sabía que se quería dedicar al mundo de la música, aunque en la escuela su profesora dudaba de que con esta profesión pudiera ganarse la vida.

La cinta, que fue estrenada en cines y en televisión en 14 países, fue una mezcla entre un documental clásico y elementos de vídeo musical, e igualmente fue la prueba viviente de alguien que ha logró hacer realidad sus sueños luego de  trabajar sin descanso y de forma apasionada en aquello que ambicionaba.