Tom Cruise: dos historias fascinantes que corroboran que no es una estrella inalcanzable

A raiz de la Cienciología mucho han dudado de algunos actos del reconocido actor. pero asimismo hay cientos de cosas buenas que han surgido por amor a esta creencia. 

 

 

Tom Cruise: dos historias fascinantes que corroboran que no es una estrella inalcanzable
Tom Cruise: dos historias fascinantes que corroboran que no es una estrella inalcanzable

Tom Cruise tiene una nueva película, lo que una vez más lo consolida como uno de los actores más cotizados de Hollywood. Sus nexos con la Cienciología han dado mucho de qué hablar sobre sus actos, pero también tiene un sinfín de historias que hablan sobre sus buenas intenciones. 

Eso sí, es una verdad universalmente reconocida que este galán de Hollywood es un tipo súper agradable. Mirá algunas anécdotas sorprendentes de su vida: 

Le enseñó a Zac Efron a montar una motocicleta

En 2010, un joven Zac Efron se reunió con el equipo de la revista Details para una sesión de portada. Estaba tratando de salir del caparazón adolescente. En algún momento, Tom Cruise le preguntó si sabía montar una motocicleta. "¿Querés aprender cómo?",  preguntó Cruise, invitando al joven Efron a su casa.

Según Details, Cruise "le enseñó cómo funciona un motor de motocicleta, le mostró el hangar con sus docenas de motos antiguas, incluidos los Triumph que montó en las películas Mision Imposible".

Ayudó a la coestrella de Mummy, Jake Johnson, a ponerse en forma

"Aquí hay una historia muy anti Hollywood, pero muy Tom", dijo recientemente Johnson a Thrillist. "Quería que trabajara con él y me pusiera en forma para la película. La gente me ha dicho en el pasado, que necesito perder peso y mantenerme en forma. Pero no me dicen cómo”.

En cambio, Tom Cruise invitó a Johnson a su gimnasio "Él dijo: 'Vas a entrenar conmigo y mis entrenadores. Si querés, te pondré en un plan de comida con mi chef. La comida es genial '", recordó Johnson.

Cuando alguien en el set de Mummy insistió en que Johnson esperara hasta después de que Cruise terminara de entrenar para que la estrella pudiera tener el gimnasio solo, Cruise estaba furioso. "Déjame aclarar algo: no me importa lo que te diga alguien del equipo, ellos no saben lo que te estoy diciendo", recordó Johnson.