Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Spa de cerveza, una opción para relajarse en Europa

En España se inauguró recientemente un lugar de este estilo, mientras que en la República Checa existen desde hace algún tiempo.

Spa de cerveza, una opción para relajarse en Europa
Spa de cerveza, una opción para relajarse en Europa

Los amantes de la cerveza en España no solo podrán bebérsela, ahora también podrán sumergirse en una tina llena de esta bebida, específicamente en la ciudad de Granada, donde recientemente se inauguró el denominado Spa Beer.

El lugar ofrece una gran variedad de masajes de relajación, así como exfoliación, manicure, pedicure, todo a base de este líquido espumoso que, según su propio sitio web, tiene propiedades medicinales y terapéuticos.

Este tipo de recintos es el primero que se estrena en España, pero en Europa existen desde hace un tiempo en países como República Checa, donde muchos de los habitantes aseguran que tras un baño de cerveza el cuerpo se siente revitalizado.

Las opciones son variadas y a continuación presentamos algunas de los lugares que tienen los checos para relajarse a base de espuma y lúpulo. El Spa cerveza Tierra Praga está ubicado en la capital de ese país y ofrece a sus clientes baños en tinas fabricadas con robles, además de cerveza ilimitada y sesiones de masaje en el sauna, según informó el portal www.intriper.com.

El Harrachov Beer Spa tiene entre sus atracciones el baño de cerveza que mezcla las tonalidades de bebidas claras y oscura, combinación que garantiza una máxima relajación y que se extiende con mucha cerveza gratis, además de una sesión de masajes.

Por su arte, Karlovy Vary Beer Spa ofrece baños de 20 minutos en tina de roble y posteriormente los clientes pueden disfrutar de una cómoda cama de paja en la que pueden pasar el rato y degustar del cóctel de la casa que tiene como ingrediente principal la cerveza.

Por último, el Beer Spa Olomouc tiene tratamientos para rejuvenecer la piel de sus clientes, quienes pueden disfrutar del plan que ofrece una breve estadía en el sauna de sal, una baño de cerveza checa y una masaje relajante de 30 minutos.