Sol Pérez confesó por qué le cuesta apostar al noviazgo

La participante del Bailando por un sueño 2018 no quiere comprometerse con el sexo opuesto. Nada de vínculos serios. ¿Por qué? Mirá. 

Sol pone en primer lugar su trabajo.
Sol pone en primer lugar su trabajo.

Ni bien se hizo presente en los medios masivos de comunicación, todas las miradas estuvieron puestas en ella. Sus curvas y su forma de ser hipnotizaron a todos. Está a la vista: Sol Pérez (25) es muy bonita. Muchos podrán pensar que tiene un montón de pretendientes, ¡pero la realidad es otra! Más de una vez, la joven aclaró que no está "repleta de pibes".

Sincera, la participante del Bailando por un sueño 2018 reveló por qué le cuesta tanto comprometerse con los chicos con los que sale. ¿No tiene ganas de ponerse de novia? En realidad, prefiere poner en primer lugar el trabajo antes que el amor. No está dispuesta a dejar pasar oportunidades por un chico.

"Con el laburo que tengo es muy complicado conocer a alguien. Es muy difícil. Principalmente por los horarios. Alomejor, estoy acá tres meses y después me tengo que ir. Es como la vida del futbolista, tenés que hacer todo a escondidas... Pasa mucho que, de repente, te sale un laburo lejísimos... Y, si trabajás de esto, no lo podés dejar pasar", reflexionó en Morfi, todos a la mesa.

 

¡Ya se va a dar!