El significado y poder del color en la vestimenta según la ocasión

 Descubrí cómo podés combinar los colores en tu vestimenta para potenciar tu presencia en cualquier lugar. 

El significado y poder del color en la vestimenta para cada ocasión
El significado y poder del color en la vestimenta para cada ocasión

Cada cosa que está en el universo tiene su razón de ser por muy insignificante que parezca. Así ocurre con los colores, cada tono lleva un mensaje preciso y es por ello que los científicos han hecho estudios profundos sobre este tema, determinando que éstos tienen un sinfín de aplicaciones en muchos campos profesionales y personales (publicidad, campañas, decoraciones, textiles, etc).

En ese sentido, resulta importante conocer el poder de cada color y cómo podés combinarlo en tu vestimenta para potenciar tu presencia en cada ocasión. 

Negro: irradia autoridad, dominio y elegancia, pero además puede transmitir oscuridad y tristeza. Evitá llevarlo cuando asistís a una entrevista de trabajo, a menos que lo combinés con un color secundario.

Rojo: es un color vivo que llama mucho la atención pues irradia pasión, atracción, adrenalina, amor. Es probable que los días que tengas mucha más energía te inclines por las prendas en este tono.  

Verde: se recomienda para esos días con mucho estrés. Este color brinda un aire de frescura, bondad y salud, para que te sientas más tranquila y te vaya bien.

Azul: este tiene muchos beneficios ya que denota constancia, confianza, lealtad y estabilidad. Serás vista como una persona amistosa, cercana y buena compañera.

Blanco: demuestra bondad, pureza y perfección. Es un buen color para las fiestas o los eventos especiales de altura, porque transmite sobriedad y tranquilidad. Las personas que les gusta el orden y la limpieza se inclinan por esta tonalidad.

Naranja: alegría, felicidad, creatividad y éxito, es lo que emana este tono que psicológicamente libera las emociones negativas y le hace sentir menos inseguro y más tolerante con los defectos de los demás.

Marrón: el marrón aporta el sentido de la estabilidad, protección y seguridad. Nos acerca más a la realidad, porque nos conecta con los ciclos de la vida, la tierra, la naturaleza, las estaciones del año y toda la Pachamama. Sin embargo, el marrón también está vinculado al mal (igual que el negro) y se relaciona con lo podrido y lo descompuesto, ya que es el color del otoño que en la naturaleza, es vejez.

La definición de cada color es apasionante, pues cada uno ayuda a potenciar las características de cada persona o producto, porque hablan y dicen mucho sin pronunciar ni una palabra.