Olvidate del Trono de Hierro, Emilia Clarke es reina de su propio “castillo”

La hermosa vivienda fue construida en el 2009 y está ubicada en la costa oeste.

Olvidate del Trono de Hierro, Emilia Clarke es reina de su propio “castillo”
Olvidate del Trono de Hierro, Emilia Clarke es reina de su propio “castillo”

Daenerys Targaryen en Game of Thrones hace lo necesario para ser quien gobierne con mano firme -pero justa- desde el Trono de Hierro, aunque en la vida real la actriz británica Emilia Clarke ya reina en su propia mansión californiana, que compró hace dos años por 4,6 millones de dólares.

El aspecto de la vivienda es femenino, encantador y moderno. Comparte los espacios con su leal perro, y no teme alardear en sus publicaciones de Instagram, donde más allá de la casa, su mascota es la estrella y el personaje principal.

Sintiéndose cerca el fin de la exitosa serie de HBO, Clarke echó raíces en suelo norteamericano donde le llueven propuestas para hacer películas, shows y contratos con reconocidas marcas, como pasó con el perfume Dolce and Gabbana The One.

Su nueva morada, construida en el 2009 y parte de la costa oeste, se le considera un sueño arquitectónico. Tiene 2.817 pies cuadrados, dos dormitorios, tres baños, y una exquisita pared de vidrio con vista al patio trasero privado, lleno de exuberante vegetación.

En la sala hay una pared con estantes de madera que la cubren por completo. Emilia ha hablado antes de su amor por los libros, y de cómo estos son importantes en su vida.

Si nos referimos al área de la cocina, puede destacarse lo hermoso que se complementan las mesas de mármol y los gabinetes de madera, que poseen un toque prolijo y chic.

En la parte superior de la casa está la suite principal, desde donde se disfruta una vista al jardín y a la pileta con cascada suave. Cerca del armario de Emilia está un baño tipo spa, otro dormitorio espacioso y una sala de lavandería con armarios adicionales.

La mansión tiene calefacción en todo el lugar, un garaje para tres automóviles y olivos de 80 años de antigüedad que cubren los alrededores. Toda una joya lejos de los siete reinos, digna de la Madre de Dragones.

Olvidate del Trono de Hierro, Emilia Clarke es reina de su propio “castillo”