Mirá cómo Bruce Dickinson de Iron Maiden maneja sus negocios

“La clave es reinventarse a sí mismo, pero dentro de los propios términos de referencia”, declaró el británico.

 

Mirá cómo Bruce Dickinson de Iron Maiden maneja sus negocios
Mirá cómo Bruce Dickinson de Iron Maiden maneja sus negocios

A los 59 años, la mayoría de las estrellas de rock estarían encantadas de pasar tiempo disfrutando en una exótica isla tropical, mientras ven llegar las regalías de lo que fue su trabajo en los escenarios mundiales… pero no Bruce Dickinson.

El lider de la banda Iron Maiden, cuya voz impulsó canciones como Run to the Hills y Wasted Years, mantiene su enfoque en Cardiff Aviation, empresa de entrenamiento, reparación y mantenimiento de aviones que financió hace cinco años y que ahora preside.

“Nuestra idea es tomar en serio el negocio de mantenimiento, y eso requerirá un nivel adecuado de inversión. De lo contrario, siempre estaremos rebotando sin financiamiento y descapitalizados”, expresó Dickinson para la página Fortune

Bruce, quien en la década de los noventa se lanzó a la aventura de ser piloto de línea aérea comercial, ahora vuela con su grupo y tripulación cuando están de gira. A la prensa describió con orgullo cómo la compañía alquila y mantiene aviones usados ​​y pilotos de trenes.

“Se nos ha presentado grandes oportunidades. En países pequeños ideamos construir líneas aéreas. Nuestra Airline in a Box de Cardiff Aviation, que relanzó a Air Djibouti, proporciona aviones, tripulaciones y mantenimiento”, comunicó el cantante.

Dickinson no es el único ícono musical que actúa como inversor. Bono de U2, por ejemplo, es director ejecutivo de la firma Elevation Partners. Sin embargo, lo que hace inusual a Bruce es su participación profunda en las empresas donde invierte.

“La clave es reinventarse a sí mismo, pero dentro de los propios términos de referencia. Pasó con Trooper Craft Ale (empresa entre Iron Maiden y Robinsons Brewery, con la cual fabricaron una singular cerveza). No habríamos vendido 19 millones de pintas, ni seríamos una de las mejores marcas de Estados Unidos, si nos hubiésemos enfocados en el nombre y no en la calidad del producto”, declaró el británico.

Por si fuese poco, el artista también puso parte de su dinero en Hybrid Air Vehicles, firma británica cuyo objetivo es trabajar con enormes aeronaves similares al zepelín. “Esto es lo que ahora me apasiona (todos sus negocios). Creamos nuestro propio nicho, y se ha hecho cada vez más grande. Me siento muy bien por lo que nos me depara el futuro”, indicó el exitoso empresario.