Mark Zuckerberg: rarezas detrás de una de las mentes más brillantes de Facebook

Gracias a su personalidad surgieron historias extrañas de su vida, unas factibles otras que rayan en lo absurdo.

Mark Zuckerberg: rarezas detrás de una de las mentes más brillantes de Facebook
Mark Zuckerberg: rarezas detrás de una de las mentes más brillantes de Facebook

Existen muy pocas personas en nuestro mundo que manejan la fama y el poder, como sucede con el joven CEO y co-inventor de la plataforma FacebookMark Zuckerberg. Su idea transformó la forma de comunicarnos y expresarnos en ese universo 2.0 que crece día tras día.

Una vez conocida su página, el neoyorkino escaló como uno de los hombres más ricos del planeta (hoy en la posición número 3), con la capacidad para cambiar vidas. Sus rasgos son en general silencioso, introvertido, muy listo y genuino a su manera.

Gracias a su personalidad surgieron historias extrañas de su vida, unas factibles otras que rayan en lo absurdo, y hoy les traemos varias que de acuerdo a la información de Business InsiderHuffington Post y otras, serían reales. Mirá esto de cerca.

Robot Zuckerberg

Es claramente el rey de las redes sociales, y curiosamente no es muy abierto a compartir con el público. Personas a su alrededor lo describen como distante, intenso y centrado en un ciento por ciento en sus proyectos empresariales. 

Eso aunado a su gran inteligencia le otorgaron el apodo de robot. Hasta el medio New Yorker catalogó la forma de expresarse como instantánea con una franqueza enérgica y puntiaguda. 

“Él es muy callado, hasta en las reuniones de la compañía se le ve así, porque siempre está pensando”, reveló Reid Hoffman, inversor de Facebook.

Privacidad

Su visión de lo que significa privacidad fue severamente criticada por sus usuarios. The Washington Post mostró la respuesta que Facebook recibió en muchas ocasiones, por añadir características a la página que alteran la privacidad sin advertir a las personas de antemano.

Para algunos, la creación de Zuckerberg modificó los conceptos anteriores sobre la privacidad, haciendo que el compartir más y más detalles personales en línea, se tome como algo de lo que no hay que preocuparse.

Salto a la gran pantalla

La película The Social Network (2010) de David Fincher, protagonizada por Jesse Eisenberg, contó la historia de la caída de Mark con el cofundador de FacebookEduardo Saverin. La historia capturó el interés de miles, pero no el del joven CEO.

Según Business Insider, Zuckerberg estaba tan en contra del filme que instó a los productores a detener el proyecto. Cercanos al magnate confesaron que Mark se sintió decepcionado por el “montón de cosas que nunca ocurrieron en realidad”.

Eventualmente los involucrados en The Social Network se disculparon públicamente por “haberlo herido”, aunque dijeron que no alteraron los hechos de su vida.

Burla a los usuarios

A sus 19 años, justo después de inventar la nueva red social, tuvo una conversación por mensajería con un amigo donde se jactó de tener “más de 4.000 correos electrónicos, imágenes y direcciones de personas”.

Cuando el otro le preguntó por qué la gente le daba su información privada, Zuckerberg respondió: “Simplemente lo enviaron, no sé por qué. Ellos ‘confían en mí’. Tontos infelices”.

Tuvo que disculparse públicamente. Lamentó ese intercambio de mensajería instantánea, tildándolo de inmaduro y aseguró haber crecido desde entonces.

Su propio J.A.R.V.I.S.

Si sos fan de Marvel, sabrás que J.A.R.V.I.S es el dispositivo de inteligencia artificial que actúa como el mayordomo robótico de Tony Stark en Iron Man.

La idea le encantó a Zuckerberg, tanto que creo uno para sí mismo, otorgándole el mismo nombre. Ese sistema personalizado funciona en su enorme mansión. Jarvis controla las puertas, luces, el aire acondicionado y el reconocimiento facial para determinar quién entra o no en los espacios.

Se activa por comandos de voz y texto, lo que facilita (según) la convivencia en casa. Dato adicional, Mark incorporó al sistema la voz del actor Morgan Freeman para cuando necesita interactuar con él.

Religión

Sus orígenes son judíos, pero luego se reveló como una persona atea. Entonces pasó que a finales de 2016 compartió una publicación, donde les deseaba a todos una Feliz Navidad y un Feliz Hannukah (según sus creencias).

Un usuario le preguntó qué había pasado con su desapego por la religión, a lo cual respondió que, si bien estuvo mucho tiempo cuestionando el mundo espiritual, entendió que para la mayoría es importante creer en algo más allá de lo tangible.

Hasta llegó a tomar respeto por el budismo que su esposa Priscilla Chan practica.