Maquillador de Meghan Markle confesó los secretos que usó para la boda real

Con estos sencillos pasos, tratá de recrear uno de los mejores maquillajes de celebridades que podés adaptar a todo.

 

Maquillador de Meghan Markle confesó los secretos que usó para la boda real
Maquillador de Meghan Markle confesó los secretos que usó para la boda real

Durante meses se especuló sobre cómo iba a ser el maquillaje de la boda de Meghan Markle con el príncipe Harry. Este no decepcionó, aunque sí fue bastante natural.

Se dijo que ella crearía su propio look, pero al final optó por recibir la ayuda de su viejo amigo el maquillador Daniel Martin.

La revista Glamour obtuvo una entrevista con él, quien recordó los pasos que hizo para aquel impecable trabajo, del cual todos hablaron por semanas. 

Prepará la piel

Antes de cualquier tipo de maquillaje, debes despertar la tez con un humectante no grasoso, según Martin. “Masajeá tu cara por varios minutos para darle volumen y aumentar la circulación. Lo mismo para tus ojos. Hidratate con un bálsamo para los ojos o crema para ojos, así aumentar la resistencia a las capas que necesita cubrir las ojeras”, expresó.

Usá el color correcto

Para cubrir bien las imperfecciones, debes neutralizarlas y no sólo esconderlas con un corrector que no tenga el color adecuado. “Los matices desequilibrados y la textura irregular de la piel distraen. No son atractivos a simple vista. El beneficio de los productos de corrección de color, es volver a poner el tono de la piel en un estado de lienzo en blanco”, opinó.

Agregó que una vez resuelto ese paso, podrás pasar al siguiente nivel.

Técnica para aplicar la base

“Mueva lentamente su pincel de maquillaje mojado sobre la base de la piel, para crear un acabado difuminado e impecable. Es como encerar un auto, es decir, sin hacer tanta presión. Cuando hacés movimientos circulares cortos y claros para lograr una cobertura, terminás luciendo perfecta y sin rayas”, sugirió Martin.

Resaltá lo mejor de vos

“Para obtener un glow increíble, concentrate en el color debajo de los ojos y en los pómulos, así poder iluminar la tez sin mirar demasiado. Añadí un poco de brillo extra y listo”, culminó.