Looks ganadores de la estrella Scarlett Johansson

 Se ha convertido en musa para grandes diseñadores como Dolce&Gabbana, que adoran ver en la actriz sus impecables piezas.

Looks ganadores de la estrella Scarlett Johansson
Looks ganadores de la estrella Scarlett Johansson

Año tras año, Scarlett Johansson demuestra ser una de esas figuras públicas a tomar en cuenta en la Red Carpet. Pasó de ser la chica de al lado a la femme fatale de hoy. Sin importar la dirección que tome, aparece con un estilo despampanante y atrapa miradas.

El mismo diseñador Domenico Dolce, de la casa Dolce&Gabbana, contó para InStyle: “Al hablar de Scarlett, la palabra que viene a mi mente es bellísima”, y posiblemente la crítica fashion esté de acuerdo con el comentario.

Les mostraremos al menos cinco atuendos que Johansson usó en varios eventos de renombre, y por los cuales todavía se le recuerda y admira, debido a su exquisito gusto. Comencemos.

Zuhair Murad (2015)

Para los MTV Movie Awards de 2015, la blonda se valió de su lado más coqueto, usando una pieza de Zuhair Murad en color rosa que ella misma diseñó. Como accesorio llevó un bolso de Roger Vivier y tacones en colores pastel de Sophia Webster.

Atelier Versace (2015)

Johansson estuvo asombrosa en los Oscar de 2015. Se paseó en la alfombra roja portando un vestido de Atelier Versace color verde esmeralda personalizado, y un enorme pero hermoso collar de Swarovski con muchos cristales. Todo un lujo.

Dolce & Gabbana (2013)

Pienso que no importa lo que viste, porque esa chica tiene actitud”, opinó Stefano Gabbana acerca de la actriz que lució un traje de su firma, con exquisitos pendientes de Irene Neuwirth en color turquesa.

Prada (2012)

Scarlett desfiló ante las cámaras con un vestido de corpiño rosa de la casa Prada y zapatos rojos Christian Louboutin. El toque lo puso su maquillaje, en especial sus labios, pues usó el color devil de Dolce&Gabbana.

Armani Privé (2010)

Fue un vestido escultural bastante impredecible, inspirado en la luminosidad de la luna, según revelaron los representantes de Armani Privé, quienes se hicieron cargo de la confección. 

El trabajo requirió unas 120 horas en total, mientras que los diseñadores usaron organza de seda y lamé para completarlo. Una pieza digna de la pasarela.