Las películas memorables de Jennifer Aniston

La rubia ha tenido grandes facetas en géneros como drama, comedia y romance.

Conocé las películas memorables de Jennifer Aniston
Conocé las películas memorables de Jennifer Aniston

El mundo enloqueció luego de conocer a la sexy, simpática y hasta un poco inocentona Rachel de la serie norteamericana Friends, en la década de los noventa. Así muchos encontraron en la actriz, Jennifer Aniston (49), a alguien a quien admirar.

Tuvo una formación completa como profesional, en la Escuela de Artes Escénicas de Nueva York. De esa forma, dio pasos pequeños pero firmes hacia el estrellato, y construyó una vida que muchos desearían tener.

Por tanto, acá les dejamos las mejores interpretaciones de su amplio repertorio a la fecha, donde encontrarán drama, romance y comedia como ella sólo ha podido hacerlo.

The Good Girl (2002)

Aniston interpretó a Justine Last, una mujer casada que quería formar una familia. Su marido pasaba la mayor parte del tiempo fumando marihuana. Ella comenzó una aventura con un joven llamado Holden (interpretado por Jake Gyllenhaal) para escapar de su miseria.

Sin embargo, la aventura se volvió peligrosa cuando entendió el error cometido, por lo que luchó para regresar a casa. Esa fue una gran separación de su trabajo en Friends, donde mostró un lado serio de sus habilidades artísticas. Pero, el público no estaba preparado para su nueva faceta.

Derailed (2005)

Le dio vida a Lucinda Harris, una misteriosa mujer que llamó la atención de un apuesto caballero, Charles (Clive Owen). Lo que comenzó con bebidas, terminó con un violento ataque sexual contra Lucinda en una habitación de hotel. La pareja debía lidiar con las demandas del ladrón, que quería dinero por su silencio... pero había algo más oscuro entre manos.

Acá vimos a una Jennifer metida en una gran película de suspenso, muy fuerte y sorprendente.

Horrible Bosses (2011)

Considerado como su papel cómico más escandaloso, Aniston interpretó a una dentista obsesionada con el sexo. En su papel de la doctora Julia Harris, trató de chantajear a su asistente dental (interpretado por Charlie Day) para tener relaciones sexuales.

La actriz portó una peluca marrón para alejar a su personaje de sus otros papeles menos atrevidos. Con esa comedia se mereció el elogio de su gremio y de la prensa.

Along Came Polly (2004)

Rubén (Ben Stiller) fue abandonado en su luna de miel, cuando descubrió que su nueva esposa lo engañaba con un instructor de buceo. Al volver a casa, se encontró con su antigua compañera de clase, Polly, y comenzó una relación. Solo había un pequeño problema: Rubén era un trabajador de gestión de riesgos y Polly era un riesgo para el que no estaba preparado.

Aniston tuvo la oportunidad de jugar con un personaje libre y desinhibido, y lo hizo muy bien.

Cake (2014)

Ha sido la única película por la que Aniston recibió una nominación al Golden Globes (ganó un Golden Globes en 2003 por Friends). El sorprendente papel presentó a Aniston como una mujer que sufría dolor crónico y confusión personal.

Fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de Toronto con un gran revuelo, especialmente por la actuación sin maquillaje de Aniston, aunque no fue un éxito de taquilla después de haber sido lanzado en un pequeño número de salas.

Bruce Almighty (2003)

Como Grace Connelly, Aniston se enfrentó al comediante Jim Carrey como su esposo, Bruce Nolan. Bruce recibió el poder de Dios por parte de Dios (Morgan Freeman) y desafortunadamente lo usó de forma imprudente. Grace veía los cambios en él, y tomó la difícil decisión de dejarlo, pese a que todavía lo amaba.

Estuvo muy bien como actriz de comedia, sin tratar de alcanzar o superar a Carrey, que es uno de los intérpretes más divertidos. Eso fue todo un desafío actoral.

We're the Millers (2013)

El boom de la película fue presentar a Aniston como una stripper. De hecho, hubo una escena memorable de striptease, que dejó a su público masculino atónito. Fue una comedia hilarante sobre un falso negocio de contrabando de drogas de la familia. La película reunió a Aniston con su co-estrella de Horrible Bosses, Jason Sudeikis, y terminó siendo un éxito.