Las marcas niponas irrumpen con fuerza en el mercado global

En el mundo de la belleza existen muchas marcas de Japón y Corea, con una oferta muy bien aceptada.

Las marcas niponas irrumpen con fuerza
Las marcas niponas irrumpen con fuerza

En los últimos años, la industria de la belleza ha visto cómo las marcas niponas han ganado espacio alrededor del mundo. Algunos productos de cuidado y maquillaje ya tienen millones de clientes en occidente, como los faciales de las gigantes Shiseido, SK-II y Shu Uemura.

Recientemente, K-Beauty llegó al mercado global con diferentes cosméticos hechos en Corea del Sur. Pero ahora tendrá más competencia con una nueva firma japonesa: J-Beauty, que ofrece un acercamiento más austero a la belleza, pero con la misma innovación y tecnología con la que triunfó K-Beauty.

"La marca coreana es un espectáculo, productos en un packaging ingenioso, pero respaldados por formulaciones muy serias", sostuvo Anna-Marie Solowij, cofundadora de BeautyMart. Por el contrario, el enfoque japonés de la belleza es más tradicional combinado el lujo sutil con una presentación discreta.

“Los rituales japoneses presentan una simplicidad que está a medio camino entre los métodos europeos y las aplicaciones faciales y corporales de Corea, por ejemplo”, explicó Millie Kendall, maquilladora y cofundadora de BeautyMart. Las japonesas usan pocos productos de belleza, pero de una forma más metódica porque se ayudan con el masaje y la técnica para maximizar su rutina de cuidado facial.

En todo caso, la clave de esta corriente es combinar ciencia y naturaleza. Estos son los componentes esenciales de los rituales japoneses y la idea es poder implementarlos con tecnologías innovadoras.

La belleza y el bienestar siempre han sido muy importantes en la cultura nipona y los principios clásicos de la estética son kanso, shibui y seijaku (simplicidad, belleza sutil y calma activa, respectivamente).

La nueva línea de Shiseido, por ejemplo, recurre a activos extraídos de ingredientes naturales como la miel, el tofu y el hongo blanco gelatinoso para atraer al comprador milénico, con el añadido de un precio asequible y un empaque sencillo y práctico.