Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El lado B de Al Pacino

Una de sus recientes actuaciones fue en una comedia con los grandes Christopher Walken y Alan Arkin.

El lado más ligero del memorable Al Pacino
El lado más ligero del memorable Al Pacino

Una conversación con el actor Al Pacino de 77 años da muchos giros y vueltas, que van desde anécdotas sobre compañeros de películas hasta alusiones literarias, al menos así lució en la reseña de The Telegraph para el público. Citó a Oscar WildeShakespeare y entre otros, pero extrañamente no se siente como un hombre muy elocuente.

Deja en ocasiones frases sin terminar, pasando de un tema a otro y olvidándose de lo que iba a decir, o tal vez no pretende profundizar en nada. Desde que interpretó a Michael Corleone en The Godfather hace más de 40 años, ha sido nominado a los Oscar en ocho oportunidades, ganando una vez por Perfume de mujer (1993), además de alcanzar un Tony y un Emmy.

Corleone lo estableció en el molde de gángster, que más tarde llevó a las alturas jugando a Tony Montana en Scarface, y poco después como el soldado de la mafia Lefty Ruggiero en Donnie Brasco.

Una de sus recientes películas, llamada Stand Up Guys, es curiosamente una comedia que protagonizó junto a otros dos veteranos de la actuación y viejos amigos, Christopher Walken y Alan Arkin.

Pacino se metió en la piel de un gángster retirado que sale de la cárcel, y se encuentra con sus dos antiguos socios para una noche estridente. Aunque las actuaciones más memorables del actor han sido en dramas, él entiende que es inusual encontrarlo en una comedia.

“Comencé como cómico. Eso fue hace tiempo, así que espero seguir siendo gracioso. Creo que lo soy. Me quedé atrapado entre tragedias y dramas, pero me gusta pensar que hay humor en la mayoría de mis papeles… aunque Michael Corleone no era un tipo gracioso. Sin embargo, cuando miras las películas que hice, algunas son divertidas. No las no exitosas, claro” señaló el actor entre risas.

El currículum de Pacino es ecléctico y los roles que asumió fueron desafiantes: el atracador bisexual Sonny Wortzik en Dog Day Afternoon o el policía encubierto en Cruising (1980) que atrajo la ira de los manifestantes por los derechos de los homosexuales.

Junto a Dustin Hoffman y Gene Hackman fueron parte de una nueva generación de actores no convencionales, que pusieron fin a la antigua regla hollywoodense de que todos los líderes tenían que medir más de seis pies de altura y ser robustos.

Volviendo a Stand Up Guys, su personaje sufre una sobredosis de Viagra con resultados sorprendentes y chistosos. ¿Acaso Pacino lo ha intentado alguna vez? “La verdad es que no lo hice y no te miento con eso. Probablemente me esté perdiendo algo bueno o malo, no lo sé. Pero, no, todavía no conozco el Viagra”, respondió con honestidad.

La película recibió buenas críticas y mostró un lado amable del polifacético Al, que no podés perder. Mirá el tráiler.