Julio Iglesias: “Ante el público tengo el mejor momento de mi vida”

Ha recorrido el mundo llevando consigo sus más increíbles canciones de amor. 

 

Julio Iglesias: “Ante el público tengo el mejor momento de mi vida”
Julio Iglesias: “Ante el público tengo el mejor momento de mi vida”

Fue a mediados de 2014 cuando el español Julio Iglesias (74) se presentó en Irlanda por primera vez tras una ausencia de 30 años, con el propósito de reconciliarse en cierta forma con aquel público europeo.

El medio Irish Times conversó con el polifacético cantante y superestrella sobre varios aspectos de su misteriosa vida privada y artística, desplegando toda la picardía y humor que bien conocen sus fans.

“Estoy en mis setenta, pero cuando piso el escenario me siento de 25. Mi sangre corre tan rápido que tengo una energía indescriptible. Es muy especial. Canto porque es mi pasión. No se trata del dinero. Ya tengo mucho dinero, pero si no actúo ante el público, es mi fin. No estaría vivo si no fuera por la música”, opinó el intérprete.

La fama de Iglesias le hizo recorrer el mundo cientos de veces, y para alegría de sus seguidores grabó sus temas en diferentes idiomas: su natal español, en francés, portugués, inglés, y hasta en chino.

Es difícil no conocer al menos una de sus producciones, te identifiques o no con su género. “Las personas hablaban de mí. Querían saber cosas privadas: con quién compartía, con cuántas mujeres había estado y eso. Una vez apareció en prensa que yo estuve con 3000 mujeres, pero está bien, no iré desmintiendo todo lo que inventen”, expresó el cantante.

Aunque a veces los medios manejen cierta información de Iglesias, que puede o no ser real, existe algo que no se pone en duda: su amor y disciplina por el canto. 

“Cuando tengo un concierto me levanto temprano, hago ejercicios, no tomo café o cafeína. Después duermo un poco, sólo una siesta para relajarme. En la tarde voy a los ensayos y comparto con los músicos. A minutos de salir a escena me concentro, me visto y ya ante el público tengo el mejor momento de mi vida”, reseñó.

El concierto en Irlanda fue a casa llena. Antes de finalizar la función, el músico prometió regresar pronto, agradeciendo de antemano el cariño de su gente.

“La vida es breve, desafortunadamente siempre hay un final. Comprendes que cada minuto así, es un gran regalo. Gracias por estar esta noche”, concluyó.