Jim Parsons sobre Sheldon: “Me costó mucho representar un personaje que no entiende las necesidades de otros”

El actor se convirtió en el narrador del spin off llamado Young Sheldon.

Jim Parsons sobre Sheldon: “Me costó mucho representar un personaje que no entiende las necesidades de otros”
Jim Parsons sobre Sheldon: “Me costó mucho representar un personaje que no entiende las necesidades de otros”

La serie de comedia The Big Bang Theory le ha dado el mayor reconocimiento a Jim Parsons por su personaje de Sheldon Cooper. Con más de una década dedicada a interpretar al físico más famoso de la televisión, se le retribuye al estadounidense con cuatro Premios Emmy y un Globo de Oro.

A esta famosa serie se le creó un spin off llamado Young Sheldon, que trata de la vida de Sheldon Cooper a los nueve años de edad. En esta producción, Parsons se estrenó como productor ejecutivo, y además como el narrador de la historia.

“Ha sido una experiencia muy emotiva verme retratado en este niño. Cuando Chuck Lorre (escritor) me invitó a participar como narrador, me pareció un gran honor. He dado una década de mi vida a este personaje y nunca me quedé sin palabras como me ocurrió el día que Lorre me dijo que iban a hacer esta precuela”, expresó Parsons sobre su participación en la nueva serie de Sheldon.

El actor confesó que nunca había hecho narración, pero al recibir la propuesta le gustó la idea, pues Sheldon forma parte de su vida.

Asimismo, Parsons contó lo difícil que le resultó retratar la falta de empatía de Sheldon Cooper, parte fundamental de su personalidad. “Me ha costado mucho representar un personaje que no entiende las necesidades de otros”, dijo el actor.

Parsons expresó que otra de las dificultades del personaje es aprenderse los diálogos, debido a los temas de ciencia. A propósito, refirió que le gusta pasar horas repitiendo y ensayando sus diálogos. 

“Al final de cada temporada necesito unas vacaciones porque siento que mi cerebro está completamente tostado”, señaló el actor de 45 años de edad.

Parsons ha visto a Cooper desarrollarse, madurar y aceptar sus cambios. Pasó de ser un nerd completamente asocial, a tener amigos, una novia y querer casarse, por lo que ha sido capaz de superarse y recordarles a los televidentes que la vida también tiene su parte divertida.

El actor expresó que le gusta inspirar con su personaje, a quien le agradece todas las oportunidades que ha recibido a nivel laboral y personal.