Espiá cómo Jonah Hill bajó tanto peso sin esforzarse mucho

Algunos papeles lo obligaron a dejar un poco su nuevo estilo light y fit.

Espiá cómo Jonah Hill bajó tanto peso sin esforzarse mucho
Espiá cómo Jonah Hill bajó tanto peso sin esforzarse mucho

El actor estadounidense Jonah Hill es conocido tanto por sus papeles en comedias -y unos cuantos dramas-, como por sus constantes subidas y bajadas de peso. Lo vimos en Superbad (2007) con una talla muy grande, y años después luciendo una apariencia más delgada en 21 Jump Street (2012).

Sus roles lo han obligado a fluctuar de peso, pero en los últimos meses se ha mantenido en un punto donde está conforme y tranquilo al fin. ¿Querés saber qué hizo para llegar allí?, lee estos datos.

Llamando al súper amigo

Después de subir mucho de peso para su papel en War Dogs (2016), Hill consultó a su gran amigo y co-protagonista de 22 Jump Street (2014), Channing Tatum, para orientarse. 

El joven confesó en The Tonight Show lo siguiente: “Le dije ‘Oye amigo, si comiera menos y trabajara con un entrenador, ¿Estaría en mejor forma?’, y el me respondió: ‘¿Qué pregunta es esa?, claro que sí’”.

Eliminó las bebidas calóricas

En el programa de radio de Kyle y Jackie O, reveló que la cerveza es su “talón de Aquiles”, pero sabe que al eliminarla -o reducirla al máximo- nota grandes cambios en su cuerpo.

“Sí, es muy molesto, porque si no tomo cerveza me pongo muy delgado, pero, luego cuando la bebo comienzo a engordar... es un infierno”, expresó.

Comida japonesa

Introdujo en su dieta mucho sushi. Dependiendo de las piezas que escoja, ese tipo de comida es bajo en calorías y rico en omega 3 y selenio, nutrientes indispensables para el buen funcionamiento del corazón.

Uno de sus lugares favoritos para comer sushi, mientras filmaba The Wolf of Wall Street (2013) en Nueva York, era Sushi of Gari.

Recurrió a un profesional

Hill visitó a un nutricionista que le sugirió comer más frutas y verduras, proteínas magras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa. También le pidió que anotara todo lo que comía y lo enviara por correo electrónico, para así verificar su progreso o si debía modificar algo de la lista.

Flexiones de brazos

“Un amigo sugirió una vez que, si hacía cien flexiones al día, estaría en buena forma. Trabajé poco a poco en eso, hasta que lo convertí en un hábito”, recordó el actor.