Una enfermera a domicilio hizo lo impensado en la casa de un paciente - Ciudad Magazine

Una enfermera a domicilio hizo lo impensado en la casa de un paciente

La acción desinteresada de la asistente médica hizo que los usuarios de Facebook compartieran su historia… Una que vale la pena conocer.

 

Una enfermera doméstica hizo lo impensable en casa de un paciente

Amanda Pérez, una enfermera a domicilio con residencia en Estados Unidos, comentó a sus seguidores de Facebook sobre la suerte que tenía en comparación a lo que observaba en las casas de algunos de sus pacientes de turno.

Les explicó que hace poco, mientras trabajaba con un hombre de mediana edad que vivía solo, se dio cuenta que él requería una ayuda extra… algo no necesariamente ligado a medicamentos y atención médica.

Y eso lo supo con una simple solicitud: “¿Puede usted limpiar mi heladera?”, le preguntó el hombre. Al acceder, la mujer abrió la puerta del aparato y lo encontró con muy pocos productos en el interior.

“Nunca había visto un refrigerador tan vacío. Él sólo miró al piso avergonzado. Me dijo que compraba cuando podía, cuando el dinero le permitía hacerlo”, confesó Amanda en su cuenta.

Sin decir más, la chica se dirigió a una tienda cercana para comprar varios artículos. Compró todo un carrito con alimentos, y al regresar llenó la heladera. 

Su acción, que luego se viralizó en Facebook, fue posible porque la mujer sintió que esa persona lo merecía, aunque no estuviese obligada a hacerlo. “Antes de eso, estaba molesta por lo que quería y no podía comprar: un coche nuevo, más ropa, una casa propia o zapatos. Me hizo abrir los ojos. Me di cuenta que debía dejar de estar enojada por lo que no tengo, y apreciar mi presente”, indicó Pérez.

“Su realidad me hizo entender que él sí tenía necesidades reales, y que lo mío eran simples deseos. Soy afortunada. No dejaré que lo olvide de nuevo. Mientras pueda seguiré ayudando a otros”, finalizó Amanda.

TE PUEDE INTERESAR