Emma Watson defendió su elección por lo vegano en Vogue

 La edición se valió del uso de prendas que no atentan contra el ambiente y hace un guiño a un estilo de vida más natural.

Emma Watson defendió su amor por lo vegano en Vogue
Emma Watson defendió su amor por lo vegano en Vogue

La actriz británica Emma Watson; que alcanzó la fama luego de su participación en la saga Harry Potter, entre otros films de gran presupuesto; selló su pasión por el mundo vegano al aparecer en la portada de Vogue Australia con atuendos eco-amigables, diseñados por la talentosa Stella McCartney.

Esta edición salió semanas atrás, y debido al hermoso trabajo del equipo de producción, Watson colgó en su cuenta de Instagram la imagen que encabezó el ambicioso proyecto.  

A lo largo de las fotos, la rubia mantuvo una vibra relajada y natural, que enriqueció la edición del magazine. El tema fue la sostenibilidad dentro de la industria de la moda.

“No podría estar más agradecida por todo el equipo de Vogue Australia. Estoy muy orgullosa de lo que hicimos”, escribió la actriz en las redes sociales.

Por su parte, McCartney colgó lo siguiente: “@EmmaWatson vistió Stella en ambas portadas de la edición de marzo de 2018 de @VogueAustralia, filmada por @therealPeterLindbergh. Hermosa”.

Es posible que se pregunten ¿y qué significa eso de sostenibilidad en la industria de la moda? Pues el término se relaciona con el uso de tejidos como algodón orgánico o incluso el bambú para la fabricación de prendas.

Va de la mano con el reciclaje de materiales, el abstenerse de usar subproductos de origen animal como cuero, lana, plumas y todos los que tengan conexión con la agricultura de hoy, que ha demostrado ser menos sostenible que la alternativa vegana.

“No sólo criar animales es un importante contribuyente a los gases de invernadero, sino que algunos de los procesos de refinación, como la industria del curtido del cuero, también es un serio peligro para la salud humana y ambiental”, destacó Watson.

No es la primera vez que la hermosa actriz intenta promover la sostenibilidad en la moda, ya que hace dos años en la gala del MET vistió un traje hecho con botellas de plástico recicladas.

Antes de salir de casa rumbo al evento, publicó en Facebook: “El plástico es uno de los mayores contaminantes del planeta. Ser capaz de reutilizar este desperdicio e incorporarlo a mi vestido demuestra el poder de la creatividad, la tecnología y la moda”.