Elisabeth Moss defiende la Cienciología

Muchos artistas son seguidores de esta práctica religiosa y otros la abandonan.

Elisabeth Moss defiende la Cienciología
Elisabeth Moss defiende la Cienciología

Los temas religiosos siempre traen controversias cuando hay puntos discordantes. Incluso, a nivel mundial las diferencias en esta materia generan guerras y problemas sociales que separan hasta a las familias.

En el mundo de la farándula, muchos artistas revelan sus inclinaciones religiosas. Uno de ellos es Elisabeth Moss, quien declara abiertamente que practica la controvertida Cienciología, definida como saber sobre el saber, o la ciencia del conocimiento.  

La libertad religiosa, la tolerancia, entender la verdad y la igualdad de derechos de todas las razas, religiones y creencias es extremadamente importante para mí. Lo más importante para mí, probablemente”, comentó la actriz, en defensa de la pluralidad religiosa.

La protagonista de la serie distópica TheHandmaid's Tale (El cuento de la criadacomenzó a estudiar la religión de la Cienciología en 1994. Desde ese entonces se convirtió en una vocera y reclutadora oficial.

Otras celebridades están unidas a esta religión. Posiblemente uno de los practicantes y voceros más famosos es Tom Cruise, quien se unió en 1990 de la mano de su primera esposa Mimi Rogers, para curar su dislexia. El actor considera que se trata de una religión hermosa, de la cual está orgulloso, pese a que esta misma practica lo mantiene alejado de Suri Cruise, la hija de 9 años que tuvo con Katie Holmes, porque la pequeña no pertenece a la religión.

Otro famoso, el actor, cantante y bailarín John Travolta se unió a esta religión en 1975. En el año 2000 produjo y actuó en la película Battlefield Earth, la cual está basada en una novela de L. Ron Hubbard, fundador de la Cienciología. 

Kirstie Alley, actriz de cine y televisión, famosa por su papel en Look Who’s Tlaking (1989), también se unió a esta iglesia en 1979, momento en que sufría adicción a la cocaína. Catherine BellNancy CartwrightErika Christensen y Jenna Elfman son algunos de los seguidores de esta creencia, que otros artistas han decidido abandonar.

Un caso de dimisión a esta práctica lo representa la hija de Elvis Presley, Lisa Marie Presley, famosa por el disco Storm and Grace, quien fue miembro desde que era una niña y dejó la iglesia en mayo de 2012.

"Estaba empezando a autodestruirme lentamente y no sabía de dónde venía eso. Empecé a destapar a la principal persona que había estado realmente cerca de mí durante años y luego fue un efecto dominó. Estaba devastada. Estaba sola, sin conexión con la realidad. Se habían llevado mi alma, mi dinero, todas mis cosas", reveló.