Claves para mantener el cabello limpio por más tiempo

La acumulación de grasa es inevitable pero se debe tener cuidado a la hora de lavarlo, secarlo y cepillarlo para lucir una melena espectacular.

Claves para mantener el cabello limpio por más tiempo
Claves para mantener el cabello limpio por más tiempo

Cada persona debe establecer la frecuencia con la que debe lavarse el cabello según sus propias características. Pero también es cierto que hay algunas claves que se pueden seguir para evitar que se ensucie más rápido.

Lo primero es lavarlo con el Método de la zona T, hacer movimientos circulares en las zonas más grasas, colocar el acondicionador solo en las puntas y tratar de tocarlo lo menos posible durante el día.

Antonio Corral Calero, embajador artístico global de Moroccan Oil, explicó que el proceso de desarrollo de un cabello sucio depende de cada persona; por tanto, es complicado dar un consejo que sirva para todo el mundo. Sin embargo, el estilista considera básico utilizar productos de buena calidad que estén hechos con ingredientes naturales para nutrir y fortalecer el cabello.

Además se debe evitar lavarlo muchas veces y acostarse con el cabello mojado. Su caída puede estar relacionada con cepillarlo excesivamente cuando está mojado o húmedo, por lo que es necesario secarlo completamente y cepillarlo antes de dormir.

Para María Baras, de Cheska, lo más importante para evitar ensuciar el cabello es usar el champú adecuado a su textura. Además, se debe lavar con agua no muy caliente, secarlo con la cabeza hacia abajo para conseguir más volumen y, en general, no aplicar calor directo a la raíz. Por ejemplo, si el cabello es graso se debe usar un champú lo más neutro posible y después hidratar con un acondicionador ligero, solo los medios y las puntas.

Alfonso Martínez, director del salón Hairkrone Caleruega, comentó que los espacios cerrados pueden ser un punto negativo para el cabello. El humo o el ambiente cargado pueden ensuciar el cabello con mayor rapidez. Asimismo sostiene que se debe evitar el uso frecuente de coletas, que ayudan a la aparición de grasa, ya que la raíz no se oxigena naturalmente.