La carrera de Adam Sandler ¿va en declive?

Casi una docena de actores americanos abandonaron el set de la película The Ridiculous Six, por considerar que el guion era “denigrante". 

La carrera de Adam Sandler ¿va en declive?
La carrera de Adam Sandler ¿va en declive?

"Mi nombre es Adam SandlerNo soy particularmente talentoso, no soy particularmente guapo. Sin embargo, soy un multimillonario", dijo el comediante frente a una multitud en una convención de Las Vegas. 

Durante años, la cita se ha abierto como un ejemplo del ingenio autocrítico de Sandler. En sus películas, después de todo, casi siempre se hace el tonto.

Es un hecho que las películas de Sandler han disminuído en la última década; sin embargo, parece que su fama  también se ha ido a pique.

Casi una docena de actores americanos abandonaron el set de la película protagonizada por Sandler, The Ridiculous Six, citando bromas insultantes en el guion.

"Los ejemplos de falta de respeto incluían nombres de mujeres nativas como Beaver's Breath y No Bra, además de una actriz que retrata a una mujer apache que se pone en cuclillas y orina mientras fuma una pipa de la paz, y las plumas colocadas inapropiadamente", informó Indian Country.

Cabe destacar que la compañía de Sandler, Happy Madison, produjo la película para Netflix. 

"Hablamos con los productores sobre nuestras preocupaciones", dijo la actriz Allison Young, quien se mostró ofendida ante la respuesta de la productora. 

"Nos acaban de decir: 'Si ustedes son tan sensibles, deberían irse'. Estaba allí de pie y me hizo llorar. No quería llorar, pero la sensación me invadió. Se supone que es una comedia que te hace reír, una película como ésta no debería hacer que alguien se sienta de esta manera”, agregó Young. 

"El trabajo no fue bueno, las mujeres no fueron respetadas y me fui del set. Nada ha cambiado, todavía somos solo indios de Hollywood", puntualizó Young, quien se destaca como una de las actrices nativo americanas más reconocidas.

Mientras los defensores de los actores catalogaban al guion cinematográfico como "repugnante" y "racista", Netflix rápidamente buscó abordar el escándalo en espiral.

"La película es ridícula en el título por una razón: porque es ridícula. Es una sátira amplia de las películas occidentales y los estereotipos que popularizaron", dijo un comunicado de Netflix.