Breaking Bad se convirtió en la serie más popular de la televisión

Walter White personifica a un profesor de química diagnosticado con un cáncer de pulmón y por falta de dinero inicia un negocio de venta de metanfetamina.

Breaking Bad se convirtió en la serie más popular de la televisión
Breaking Bad se convirtió en la serie más popular de la televisión

En ocasiones cuando las personas están en situaciones difíciles optan por tomar decisiones extremas y más cuando de defender a la familia se refiere. 

Una historia similar es la que cuenta en sus cinco temporadas la serie dramática de televisión Breaking Bad, traducida en español como Corrompiéndose o Volviéndose malo.

La creación y producción de la serie estadounidense es de la mano de Vince Gilligan. En ella narra la historia de Walter White (Bryan Cranston), quien hace el papel de un profesor de química con dificultades económicas y padece un cáncer del pulmón.

El profesor para costear los gastos de su tratamiento médico y asegurar el futuro de su familia, tras su posible fallecimiento, inicia un proceso de cocinar y vender metanfetamina (un estimulante sumamente adictivo) en compañía de uno de sus antiguos estudiantes de química.

Breaking Bad fue producida y ambientada en Albuquerque de Nuevo México. Los personajes están en situaciones en las que al parecer no tienen salidas, por lo que su creador la describe como un western contemporáneo. 

La producción de esta serie de Sony Pictures Television salió al aire por primera vez el 20 de enero del año 2008. En los Estados Unidos y en Canadá se transmitió a través de la cadena AMC

Un dato curioso es que la serie final de este largometraje se dividió en dos partes de ocho capítulos cada una. La primera fue estrenada el 15 de julio de 2012 hasta el 2 de septiembre de ese mismo año, mientras que la segunda tanda se proyectó el 11 de agosto de 2013 y culminó el 29 de septiembre de ese mismo año.

Breaking Bad es considerada por la crítica como una de las mejores series de televisión de todos los tiempos. Y es que con el transcurso de sus capítulos en cada temporada los comentarios que se dejaban escuchar de los espectadores eran positivos, lo que aumentó la popularidad de la cinta.

Durante el año 2013, Breaking Bad fue una de los programas de televisión por cable con mayor audiencia en los Estados Unidos. Las estadísticas revelaron que los espectadores de la segunda mitad de la quinta temporada duplicaron la temporada inicial.