Alyssa Milano: su apoyo izquierdista en Hollywood “para bien o mal”

Las últimas acciones del presidente Donald Trump, que afectan a varios sectores de su país, hicieron que la artista alzara su voz.

Alyssa Milano: su apoyo izquierdista en Hollywood “para bien o mal”
Alyssa Milano: su apoyo izquierdista en Hollywood “para bien o mal”

El término “Hollywood liberal” siempre estuvo presente desde el auge de la industria del entretenimiento… nada novedoso -por supuesto- pero, ¿es preciso?.

Aparentemente sí, de acuerdo a la ex estrella infantil Alyssa Milano, recordada por papeles icónicos como el de Samantha Micelli en Who’s The Boss.

Por supuesto que Hollywood se inclina a la izquierda, para bien o para mal. Hay una cierta visión de túnel a esas ideologías. Creo que los artistas siempre se inclinarán a la izquierda, ya que es más incluyente, más tolerante”, comunicó la morocha durante una conversación con AOL a finales del año pasado.

Ante los diferentes hechos que sucedieron en Estados Unidos, con la llegada del presidente Donald Trump al poder, hablando del aumento en los niveles de racismo, xenofobia u otros problemas sociales y económicos relacionados, Milano sintió que debía incorporarse al debate.

Como artistas existen formas de expresar nuestro gusto o rechazo a cualquier política. Ahora ya no se escriben canciones de protesta, o que hablen del empoderamiento. Atrás quedaron los días de Bob Dylan o John Lennon. Fueron personas importantes que con su música movían personas, las hacían pensar”, dijo Alyssa.

Esta estrella es conocida por mantener una crítica férrea contra Trump, actuando además vía Twitter (el medio favorito de ese mandatario) para establecer su posición y descontento.

Milano escribe casi todas las semanas mensajes que desafían las decisiones del Jefe de Estado dentro y fuera de su país. “No puedo dejar de hablar, no es una opción para mí. Si hay algo mal sobre él o su agenda, lo haré saber”, indicó.

“Muchas personas tienen miedo de opinar ante lo que se vive. Supongo que no desean recibir luego amenazas o tweets malos. Yo sí tengo que expresar mis inquietudes, lo que hay en mi corazón. De lo contrario, me sentiría mal, como si me engañara a mí misma”, concluyó.