Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Christian Sancho, íntimo antes de debutar en teatro con Nicolás Cabré y Laurita: "Dejé el cliché del Adonis"

Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)

Charla a fondo y producción de fotos con el actor: la "renuncia" al físico tallado y la felicidad filmar tres películas en 2019.

La transformación de Christian Sancho (44) viene de hace tiempo, cuando dejó de hacer papeles en donde resaltaba su físico, para tomar desafíos actorales más jugados. Por caso, en 2019 rodó tres películas: No soy tu mami, Realidad Virtual y Un Crack. Y en esta última obtuvo su primer protagónico. Además, en el verano compartirá el escenario junto a Nicolás Cabré y Laurita Fernández en Departamento de Soltero.

“Dejé el cliché del Adonis”, aseguró el artista durante la charla con Ciudad. Y aunque posó como en sus mejores épocas de modelo de ropa interior para la producción de fotos dentro de su casa, Sancho confesó: “Dejé de lado el físico y ya no es parte de un concepto importante de mi vida”. Padre de Camille (18), fruto de su relación con la actriz Valeria Britos, y de Gael (9), producto de su pareja con Vanesa, Christian evitó expresarse respecto de su intimidad: “En el pasado me trajo problemas y ellos no quieren que cuente de sus vidas”.

Consumado el exitoso estreno en pantalla grande de No soy tu mami, estelarizada por Julieta Díaz, Pablo Echarri y Sebastian Wainraich, con dirección de Marcos Carnevale, Sancho espera por el debut de Realidad virtual, un film de suspenso donde trabajó junto a Federico Bal, Vanesa González y César Bordón, bajo las órdenes de Hernán Findling. “Era un personaje difícil, un actor con problemas psicológicos y estuvo bueno. Fue algo increíble poder filar una peli de género”, contó. Aunque sus mayores expectativas las posa sobre el lanzamiento de Un crack, dirigida por Jorge Piwowarski, ya que además de tener el rol principal, le dará la posibilidad de codearse con artistas a nivel internacional cuando sea presentada y compita en festivales de cine.

“Dejé de lado el físico y ya no es parte de un concepto importante de mi vida”.

-¿De qué se trata tu primer protagónico en cine?

-Es un drama sobre un jugador de fútbol que por distintas situaciones de la vida no llega a su objetivo y cuando debuta en un club de Europa se rompe los ligamentos. Entonces, Diego Lamothe, mi personaje, que tiene algo de bipolar, debe volver al Conurbano de donde salió para buscar nuevos cracks y convertirse en representante para poder seguir adelante con su vida. Es la historia de mucha gente que fue crack durante su vida y por distintas razones no llegó al lugar que todos soñaban para ellos. Es una historia de superación.

-¿Con qué jugador podríamos identificarlo?

-Era un siete hábil y cuando pensamos en cómo sería, pensamos en un estilo Guillermo Barros Schelotto. Más allá de que es mi primer protagónico en cine con un drama, para mí fue un desafío contar la historia de ese personaje. A Diego Lamothe le pasa que empieza a tomar de su propia medicina, que odiaba a los representantes, pero se convierte en eso. Él busca redimirse de viejas deudas un pasado difícil y superar el crack que fue su vida.

-¿Qué es lo que te gusta tanto del cine?

-El cine se tiene la posibilidad de contar algo distinto, que no solo va a ser para el espectador sino para encontrarme en un lugar tan interesante como actor. Da la chance de tener mucho crecimiento y evolución.

"Estoy muy contento, muy feliz porque se dio la posibilidad hacer Departamento de Soltero a través de un llamado de Nicolás Cabré.Me dijo que tenía un personaje para mi, su contrafigura en la obra".

-Además vas a hacer Departamento de Soltero

-Claro. Estoy muy contento, muy feliz porque se dio la posibilidad después de un llamado de Nico.

-¿Te convocó Cabré?

-Sí. Yo con Nico trabajé muchas veces y esta va a ser la sexta vez que trabajo con él. A raíz de tanto compañerismo y amistad que se fue generando por Botineras, Los Únicos, Sin Código, surgió el llamado de él preguntando si tenía algo que hacer en el verano. Le conté cómo iba a ser mi vida, que estaba terminando de filmar una película, pero que me gustaría hacer distinto en teatro. Entonces, me dijo que tenía un personaje para que mí. Y fui a ver Departamento de Soltero y me encantó el señor Bordagaray, la contrafigura de él que ahora hace Martín Seefeld.

-¿Te convenció enseguida?

-Sí. Porque además era una historia que tenía muchas ganas de contar, ya había visto la película hace unos años. Es una comedia con mucho timing, emoción, con momentos grandiosos. Esto me eleva como actor a un lugar de mucho crecimiento, porque además estoy seguro de que me voy a divertir mucho todas las noches. Me encantó la propuesta de poder trabajar con él, con Laura, que me diriga Daniel Veronese. Porque Cabré no solo pensó en mí, sino que me ayudó mucho con el personaje. Estuvimos haciendo un muy buen laburo en los ensayos. Estoy contento de poder volver a Mar del Plata porque es un lugar que me gusta mucho, lo disfruto y fui una sola vez. A Nico lo admiro mucho como actor, más allá de quererlo y la amistad. Debutamos el 26 de diciembre en el teatro América.

"Esa etapa de fachero o musculoso ya quedó atrás. Encontré un lugar muy interesante como actor".

-¿Te vas a instalar con tu familia en la costa?

-Sí. Mi familia me va a acompañar a Mar del Plata. Pasaré Navidad en Buenos Aires. Pero no quiero contar mucho sobre mi vida privada o mis hijos porque en el pasado no me hizo bien. Es una puerta que no quiero abrir porque cuido mucho a mis hijos. Tengo una excelente relación con toda mi familia y no la quiero romper por ventilar la intimidad.

-¿Sentís que ya dejaste de ser el cliché del sex symbol?

-Esa etapa de fachero o musculoso ya quedó atrás. Dejé el cliché del adonis y encontré un lugar muy interesante como actor. De hecho, con No soy tu mami, Marcos Carnevale me dio la posibilidad de reírme de todo eso. Tuve la posibilidad de evolucionar con grandes directores y compañeros a través de los años, gente con la que aprendí muchísimo. Cuando miro para atrás ya no soy el mismo de hace 20 años, siento que pude encontrar un buen espacio en el medio y me siento seguro. Es algo que trabajé para que sea una consecuencia y no una casualidad, pero no con sacrificio sino con esfuerzo. Yo hago lo que más me gusta en la vida que es actuar.

-¿Cómo lo lograste?

-A través de los años aprendí a pensar con más criterio por el solo hecho de saber esperar los personajes que me gusta hacer. A la vez, salir del cliché o de la zona de confort que no me interesan. Yo quiero crecer con personajes diversos. Todo lo que fue pasando fue un aprendizaje para hacer las cosas que me gustan, con la gente que me gusta. Fue todo con mucho esfuerzo y mucha voluntad.

"Laburo mucho con una psicóloga para poder entender la psicología de cada personaje que hago para el cine. Para poder entender su forma de pensar y ver el mundo".

-¿Seguís ejercitándose con el mismo ímpetu que hace 20 años?

-No. Lo cambié, fui mutando. Dejé de lado el físico y ya no es parte de un concepto importante de mi vida. Sí trabajo en pos de la salud, porque es fundamental que mi cuerpo esté saludable. Con el tiempo fui dejando que los personajes se apoderen de mi persona para representarlos. El físico de un futbolista, como en el caso de Un Crack, no es el mismo al de un actor que toma pastillas tiene problemas psiquiátricos como hice en Realidad Virtual, como no es el de un empresario de los años 60 para el caso de Departamento de Soltero. Para el teatro bajé de peso, perdí masa muscular, porque estoy en traje durante toda la función y necesitaba estar ágil.

-¿Tenés ayuda a la hora de componer los personajes?

-Sí, laburo mucho con una psicóloga para poder entender la psicología de cada personaje que hago para el cine. Para poder entender su forma de pensar y ver el mundo. Porque es interesante poder contar los personajes por dentro y por fuera, y así fui adaptando mi cuerpo y mi imagen. Eso me abrió las puertas con las miradas de los productores, ellos vieron mis ganas y el trabajo que hice, por eso me fueron dando posibilidades.

-Por lo visto te da resultado...

-Mucho. Marcos Carnevale en No soy tu mami me dijo algo que me sirvió mucho para saber qué hacer con cada personaje. Cuando terminábamos de mirar la película le pregunté si estaba bien mi personaje y me dijo: “Quedate tranquilo que ya tenías el muñeco”. Ahí entendí que uno cuando uno construye un rol en cine es un muñeco y uno le tiene que dar vida. A mí me gusta ver a los actores a los que le van pasando las cosas, y eso no es recurrir a la memoria emotiva o a un lugar que quizá se puede hacer en la tele con más ligereza en el día a día. Es el trabajo que hacemos con mi psicóloga al agarrar el libreto y pensar cómo sería el personaje para que después la gente lo vea y lo crea en el cine.

-¿Cómo sigue tu 2020?

-Voy a estar hasta el 2 de marzo en Mar del Plata con Departamento de Soltero. A partir de abril vamos a hacer gira por el interior del país y países limítrofes. El 2020 también voy a viajar por muchos festivales para presentar Un Crack afuera, porque está la posibilidad de ir por Europa y América Latina. Nunca tuve la experiencia de ir a un festival de cine con un protagónico, conocer nuevos mercados. Además, tengo una propuesta para hacer otra película.

Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Christian Sancho. (Foto: Musepic)
Fotos: Musepic
 
 
Maquilló: Gabriela Pacheco