Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Yanina Latorre quebró en llanto tras hablar del escándalo por los supuestos chats y video hot de Diego Latorre y Natacha Jaitt

La panelista de Los Ángeles de la Mañana se derrumbó una vez finalizado su descargo ante cámara, en el instante en que finalizaba el programa.

El llanto desconsolado de Yanina tras hablar de los supuestos chats entre Diego Latorre y Natacha Jaitt

Esta vez fue Yanina Latorre (41) la protagonista involuntaria del escándalo del día, a raíz de la publicación de unos supuestos chats y video hot de Diego Latorre y Natacha Jaitt. El lunes temprano, la periodista habló con Ciudad al respecto y fijó una posición: "¡Vamos a tomar medidas legales! Diego está en eso y Mariana Gallego es nuestra abogada".

De todas formas, se esperaba con ansiedad que Yanina se explaye en Los Ángeles de la Mañana, el programa del cual es una de las panelistas, algo que hizo al final del mismo: "Tengo una personalidad complicada y siempre suele hablar. Pero hablo cuando digo o hago algo y me hago cargo. Pero como esta vez no hice ni dije nada, que hablen los protagonistas". Con la voz entrecortada por la angustia, continuó: "Igual sí entiendo que es algún tipo de daño hacia mí, yo soy bastante más mediática que Diego, me hago cargo de lo jodida que soy, seguramente alguien me está cobrando algo y le mando un beso. Estoy tranqula".

Aunque intentó mostrarse firme y fuerte, bastó que Ángel de Brito hiciera hincapié en lo "buena compañera y madre" que es, para que Yanina se derrumbara sobre su silla y se quebrara en un llanto desconsolado.

Al final de su descargo, Yanina Latorre sentenció: "No me busquen porque no vo a hablar. Yo hablo cuando yo hago algo, si yo hubiera sido la infiel o la que inventó… Lo que hago con la Chipi o lo que digo de Nancy, yo doy la cara, respondo, me paro. Pero como no hice nada y me toca de refilón…".

Aunque intentó mostrarse firme y fuerte, bastó que Ángel de Brito hiciera hincapié en lo "buena compañera y madre" que es, para que Yanina se derrumbara sobre su silla y se quebrara en un llanto desconsolado. Casi de inmediato, Nequi Galotti, Analía Franchín y Andrea Taboada acudieron para rodearla y consolarla en su peor momento.