Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Wanda Nara explicó por qué decidió volver a Italia a pesar del peligro sanitario: "Si algo me pasa, prefiero que me pase en mi casa"

La ex de Maxi López habló con una revista italiana del enojo del futbolista por regresar a su hogar desde París en medio de la pandemia.

Wanda Nara se defendió de las críticas de Maxi López.
Wanda Nara se defendió de las críticas de Maxi López.

La decisión de Wanda Nara de volver de París, donde juega Mauro Icardi y hacia donde viajó cuando se desató la pandemia de coronavirus en Italia, a su casa en Lago di Como generó la furia de Maxi López, padre de sus hijos Valentino, Constantino y Benedicto.

“Me gustaría saber bajo qué criterio rompés una cuarentena de una pandemia mundial, donde a todo el mundo se le pide no salir, y exponés a nuestros hijos a un viaje de un país a otro, te movés y te vas al epicentro del contagio (Lombardía) en Italia, sin importante ningún tipo de consecuencia”, escribió en redes Maxi, quien también le pidió a la Justicia que le diera la custodia de los nenes durante la cuarentena.

Wanda decidió defenderse en una entrevista con la revista italiana Chi: “Me acusó de traer a los niños de París a Italia, en el corazón de la pandemia. Pero Maxi sabe muy bien dónde vivimos: no estoy en Como, sino en un pueblo cerca de Como, donde hay muy pocos casos. Y aquí está mi casa, mientras que en París tuve que dejar la que estaba en alquiler porque el contrato expiró. También decidimos regresar consultando con el pediatra”.

Nara explicó por qué decidió regresar a Italia a pesar de las críticas: “Desde París todos los jugadores se han ido a sus países. Y ahora somos italianos, si algo me pasa, prefiero que me pase aquí, en mi casa. Mi país es Italia, que me dio y nos dio todas las cosas hermosas que tenemos, por eso quiero quedarme aquí”.

“Maxi en lugar de estar feliz por mis atenciones como madre… No debería sorprenderme ahora”

Y contó la complicada logística que realizaron con la familia para poder volver: “También podría haberme tomado un vuelo privado para regresar a Argentina, pero en lugar de eso tomamos dos camionetas desde París, la mía y la de Mauro, dividimos a los niños e hicimos 750 kilómetros, nueve horas y media de viaje, cantando mil millones de canciones sin parar. Era más arriesgado ir a Argentina”.

Hacia el final de la nota le dedicó una fuerte crítica a su exmarido: “Maxi en lugar de estar feliz por mis atenciones como madre… No debería sorprenderme ahora”.