La verdad sobre la portada de la revista Gente: cómo reunieron a Pampita e Isabel Macedo

La mala relación entre la jurado de ShowMatch y la futura esposa del gobernador de Salta obligó al semanario a ingeniárselas para evitar el cruce.

Isabel Macedo, cerca de Pampita en la portada de revista Gente, pero en diferentes momentos. (Foto: revista Gente y Web)
Isabel Macedo, cerca de Pampita en la portada de revista Gente, pero en diferentes momentos. (Foto: revista Gente y Web)

La condición de Carolina "Pampita" Ardohain (38) e Isabel Macedo (41) para participar de la portada de la revista Gente era no cruzarse, y con mucho ingenio lograron que las morochas, enemistadas desde que el 1º de enero de 2010 se trenzaron en Punta del Este (aquella mañana, a la salida de una fiesta de Año Nuevo, la modelo fue a increpar a la actriz por un supuesto affaire con Benjamín Vicuña y la agarró de los pelos), no se vieran las caras. La fiesta por los 51 años del semanario convocó a casi 30 de las mujeres más influyentes del momento, con Mirtha Legrand en el centro de la escena.

Según pudo saber Ciudad.com, la primera en llegar al evento de la semana pasada fue Macedo, quien se presentó a las 19.30, casi una hora antes de la hora señalada, más temprano que muchos de los propios empleados de la editorial. De hecho, la futura esposa de Juan Manuel Urtubey, el gobernador de Salta, hizo la foto en soledad y se fue tan rápido que ni siquiera tuvo la oportunidad de probar un bocado del delicioso catering.

Luego, a las 20.15 llegó Pampita. La jurado de Bailando 2016 fue la única que posó recostada sobre el suelo, luciendo su deslumbrante vestido de corte sirena. Sin prisa, concluido el compromiso se sentó en uno de los livings un ratito, aunque súper pendiente de su teléfono celular y con la compañía de su representante Gastón Stati, el diseñador Fabián Zitta y su amiga modelo Angeles Balbiani. Así y todo, la diosa saludó a los demás invitados antes de retirarse, ya extinto el temor a que Isabel Macedo regrese.

Por otra parte, Mirtha estaba con algunas líneas de temperatura, y fue junto a Héctor Vidal Rivas sólo para el retrato de tapa.

El resto es historia. El famoso Photoshop hizo la magia necesaria para que en la foto final que apareció en la portada de tres piezas de la impresión de que las mujeres coincidieron en el mismo espacio, al mismo tiempo.