Ventura, y su salida de Intrusos: "Me dolió lo de Rial, me dijo que me daba una licencia, no que me despedía"

El periodista abrió su corazón en Incorrectas y se refirió al alejamiento del programa de América y su vínculo con el conductor. 

Luis Ventura habló de su salida de Intrusos

Fueron 14 los años que Luis Ventura trabajó en Intrusos junto a Jorge Rial. Sin embargo, en junio de 2014 el conductor decidió desvincular al panelista (quien por aquel entonces arrastraba conflictos personales) y encargarse de explicar los motivos ante las cámaras del programa de América.

"Ayer tomé la decisión de pedirle a mi amigo Luis Ventura que diera un paso al costado en Intrusos, con todo lo que esto significa, porque es mi amigo, pero creo que en homenaje a esa amistado, era lo mejor para todos", decía el presentador en vivo. 

"Lo que más me dolió fue lo de Rial porque era mi hermano. Y de la misma manera que yo tapé, y sigo tapando, guardaré silencio hasta mi muerte de todo lo que yo aguanté, y él sabe que callé. Porque él nunca me dijo que me despedía, dijo que me daba una licencia. Eso no me lo banqué".

Si bien Ventura nunca quiso ahondar en detalles sobre la charla que mantuvo con Rial en aquellos días, a cuatro años de su alejamiento al ciclo rompió el silencio en Incorrectas: "Voy a decir una cosa... lo voy a decir por primera vez aunque no sé si corresponde. Lo que más me dolió fue lo de Rial, esa es la verdad".

"¿Y sabés por qué? Porque era mi hermano, y de la misma manera que yo tapé, y sigo tapando, guardaré silencio hasta mi muerte de todo lo que yo aguanté, y él sabe que callé. Porque él nunca me dijo que me despedía, nunca me lo dijo, él dijo que me daba una licencia. Eso no me lo banqué y me dolió. Yo a Jorge lo sigo queriendo, no puedo dejar de quererlo, viví 40 años de mi vida queriéndolo", agregó. 

"A Jorge lo sigo queriendo, no puedo dejar de quererlo, viví 40 años de mi vida queriéndolo".

Por último, el entrevistado remarcó sus deseos de sentarse a hablar con Jorge: "A lo mejor no conozco a éste, para mí éste de hoy lo tengo tan lejos, tan distante, que no lo conozco. Pero esto no lo digo acá, se lo he dicho a él. A lo mejor es una charla que nos debemos, si corresponde que nos juntemos algún día. De mi lado, acá estoy siempre. ¿Sabés por qué tengo huevos? Porque me siento adelante del diablo y lo miro a la cara".