Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Valeria Aquino denunció al Polaco por violencia de género: "Me tomó de los pelos y me arrastró, golpeándome contra el mobiliario, dejándome llena de moretones por todo el cuerpo"

En el Día Internacional de la Mujer, la ex del cantante radicó una fuerte denuncia en la Fiscalía Nº 13 de La Plata. El comunicado.

Valeria Aquino denunció a El Polaco por violencia de género

Mientras miles de mujeres se manifestaban en las calles en el Día Internacional de la Mujer, marchando contra la violencia de género y reclamando un trato igualitario y el fin de la cultura machista, Valeria Aquino decidió hacerse escuchar. 

En el arranque de Infama, Pía Shaw y Denise Dumas aparecieron paradas en el estudio y con papeles en las manos, para informar que el miércoles 8, la joven y expareja de El Polaco había denunciado penalmente al cantante por violencia de género.

"Apenas dejé a la pequeña Alma (la hija de 3 años que tienen en común), él me tomó de los pelos y me arrastró, golpeándome contra el mobiliario, dejándome llena de moretones por todo el cuerpo".

Las conductoras lleyeron parte de la declaración de 8 páginas que fue radicada en la Fiscalía Nº 13 de La Plata: "Ya desde los inicios de la relación, el vínculo con El Polaco era conflictivo por su modo de vida, sus adicciones y fundamentalmente su personalidad: invasiva y agresiva. Nuestra relación se fue deteriorando, generándome a su vez, una enfermiza dependencia personal de la que me resultaba imposible despegarme por el temor que me causaban las potenciales represalias. Fui víctima de distintos tipos de modalidades de violencia de género, tales como física, psicológica, económica y patrimonial; doméstica y mediática", decía en uno de los fragmentos.

"La primera vez que experimenté una situación de violencia física, fue la mañana del domingo 5 de octubre de 2014, en la casa que compramos en un country, en la ciudad de La Plata. Él regresaba de un show, noté que estaba con un fuerte aliento etílico y se conducía muy erráticamente".

Además, Valeria dio a conocer el primer episodio de violencia: "La primera vez que experimenté una situación de violencia física, fue la mañana del domingo 5 de octubre de 2014, en la casa que compramos en un country, en la ciudad de La Plata. Él regresaba de un show, noté que estaba con un fuerte aliento etílico y se conducía muy erráticamente. Me entregó la ropa que llevaba puesta para ser lavada y cuando vacié sus bolsillos, encontré dos bolsas con una sustancia blanca desconocida. Luego de un intercambio de palabras, cansada de muchas situaciones repetidas, le dije que me iba a ir de nuestra casa. El denunciado reaccionó de forma violenta y descontrolada, dirigiéndose hacia donde me encontraba parada. Tras insultarme y gritarme, me empujó a pesar de estar con mi hija de 1 año en brazos y no pudiendo utilizar mis manos para frenar el impacto de la caída".

"Formulé una denuncia penal para que se investiguen los hechos de violencia que padecí durante más de cuatro años de vínculo con El Polaco y los que seguí padeciendo con posterioridad a nuestra separación".

"Golpeé mi cabeza contra la puerta de la heladera y ahí, aterrada por ver así a Ezequiel Cwirkaluk (El Polaco) fuera de control, corrí hacia nuestra habitación. Apenas dejé a la pequeña Alma (la hija de 3 años que tienen en común), él me tomó de los pelos y me arrastró, golpeándome contra el mobiliario, dejándome llena de moretones por todo el cuerpo. Desde ese momento hasta la actualidad, no ha cesado en proferir cataratas de amenzas, insultos y destratos, generándome el aislamiento de mis amigos, la familia e intimándome de múltiples maneras... ya sea por sí o terceros allegados a él", agragaba otro de los párrafos.

Paralelamente, Valeria Aquino envió el siguiente comunicado a los medios: "Luego de meditarlo mucho, tomé el coraje y formulé en un día tan singular como el de ayer (8 de marzo 2017, Día de la Mujer) una denuncia penal para que se investiguen los hechos de violencia que padecí durante más de cuatro años de vínculo con Ezequiel Iván Cwirkaluk (El Polaco) y los que seguí padeciendo con posterioridad a nuestra separación, tanto física, psíquica, emocional, económica y laboralmente. Ahora espero ser citada a fin de declarar para ampliar en detalle en qué consistieron esos hechos. Siempre fui una mujer de trabajo y asumí con el mayor cariño y responsabilidad mi maternidad. Pretendo asegurar el futuro de mi hija y su buena y sana relación con su padre".