Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Rodrigo Lussich, sin filtro sobre por qué Eduardo Costantini se enamoró de Elina Fernández: "Ella le puso el líquido"

El panelista de Intrusos compartió con humor la filosísima teoría sobre el matrimonio del empresario y la joven modelo.

Rodrigo Lussich y un filoso comentario sobre la boda de Eduardo Costantini y Elina Fernández

Luego de su comentada boda, rodeada de un sinfín de rumores, Eduardo Costantini (73) y Elina Fernández (29) fueron protagonistas de una versión de embarazo luego de que la modelo expresara en Instagram Stories: “Tenemos una hermosa noticia para compartirles y que juntos vivamos esta hermosa emoción”.

Sin embargo, este lunes Elina desmintió en Nosotros a la mañana la información: “No estoy embarazada. Es que cumplimos nuestro primer aniversario juntos. Siempre recibo mucho amor, respeto y cariño de todas las personas. Por eso, el día anterior quería anunciarlo para poder compartirlo con todos ustedes”.

En Intrusos trataron el rumor de embarazo de la modelo y Jorge Rial decidió “bancar” la cuestionada relación, que tiene gran resistencia en el entorno y la familia del empresario: “Yo creo en el amor”, dijo el conductor.

Entonces, Rodrigo Lussich preguntó con humor: “¿Y el agua de tanga? Dicen que ella agarró la tanga esa, la exprimió y la hizo jugo para que él tome”. El panelista hizo referencia a la teoría que lanzó Mimí en Confrontados tras la boda: “Lo que se dice es que esta chica usó 'agua de tanga'. Hay una macumba que se hace con una tanga. Lavan el 'pampis' (tanga), como le dicen en mi país, se lo exprimen en el vaso, le echan un poco de agua y el señor grande se lo bebe”.

"¡Porque le puso el líquido! Andaba con el líquido, le dijo ‘¿una copa, Eduardo?’ Fue una estrategia craneada y que le funcionó"

Cuando sus compañeros comentaron que Elina iba al Malba, museo de Eduardo, todos los días a la misma hora para conquistar al empresario, Rial dijo que “estaba lleno de señoras a esa hora, se podría haber enamorado de cualquiera y se enamoró de ella”.

Pero Lussich reiteró: “¡Porque le puso el líquido! Andaba con el líquido, le dijo ‘¿una copa, Eduardo?’ Fue una estrategia craneada y que le funcionó”.