Roccasalvo, sobre la relación de Yanina y Diego Latorre: "¿Si perdonaría? Yo no, eso va en el estómago de uno"

La conductora de Implacables reflexionó respecto de la escandalosa infidelidad en la pareja y su tratamiento mediático.

Susana Roccasalvo, picante contra Yanina Latorre en una entrevista radial

La fuerte enemistad entre Susana Roccasalvo y Yanina Latorre se remonta a los tiempos en los que dejaron de compartir el mismo programa en elnueve, pero el cortocircuito laboral se convirtió en un asunto personal. Irreconciliables, la conductora de Implacables y la panelista de Los Ángeles de la Mañana suelen intercambiar chicanas a través de los medios, y ahora Roccasalvo volvió a la carga.

En declaraciones a El show del espectáculo, el programa de Ulises Jaitt en radio UrbanaBA, la periodista habló de su experiencia en cuanto a las infidelidades: “Yo no fui infiel. Es una de las cosas de las que me arrepiento, porque a mí sí me fueron infiel, sé que duele y por ese lado me quedo tranquila de que no hice sufrir a alguien”. Luego, Roccasalvo afirmó: “Nunca perdoné una infidelidad”.

"Perdonar una infidelidad va en el estómago que tiene cada uno. Para mí, después de una infidelidad no hay vuelta atrás, yo no creería nunca más”.

Entonces, el entrevistador le pidió que opinara sobre los casos de parejas que se perdonan y siguen adelante a pesar de la traición, y citó el caso de Diego y Yanina Latorre. “Eso va en el estómago que tiene cada uno. Para mí, después de una infidelidad no hay vuelta atrás, yo no creería nunca más”, lanzó punzante.

"Quiso ser una mujer conocida, famosa o mediática, como quieran llamarle y este es el costo. Todos tenemos que pagar un peaje, y cuando tuve que tocar su tema, lo toqué, después lo dejé de tocar, fui por otros temas y se terminó. Me insulta porque no tiene formación para hablar de otro tema".

Al final, Susana Roccasalvo aclaró si, como se queja Yanina Latorre, le dedica programas enteros: “Bueno, eso es un tema de ella. Quiso ser una mujer conocida, famosa o mediática, como quieran llamarle y este es el costo. Todos tenemos que pagar un peaje, y cuando tuve que tocar su tema, lo toqué, después lo dejé de tocar, fui por otros temas y se terminó. Me insulta porque no tiene formación para hablar de otro tema. ¿Si me tomaría un café con ella? Dejémoslo ahí, yo no tomo café con gente que no me cabe”.