Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Reapareció Praxedes Candelmo, la víctima del caso Bambino Veira, y denunció amenazas de muerte: "Ya fui a la fiscalía"

Tras años de ostracismo, la mujer trans habló de un hombre que la hostiga y recordó el juicio por violación contra el extécnico.

Praxedes Candelmo, la víctima del caso Bambino Veira, denunció amenazas de muerte: “Ya fui a la fiscalía”

Tras años de ostracismo lejos de los medios, Praxedes Candelmo Correa (antes conocida como Malena, pero que adoptó un nuevo nombre legal, tras la aprobación de la Ley de Identidad de Género) reapareció públicamente. La mujer tras visitó Los Ángeles de la Mañana para denunciar amenazas de muerte de un hombre.

“Una persona se puso violenta, la conocí por las redes hasta que empezaron las amenazas, los gestos, rondaba mi casa armado. Avisé al 144 y no obtuve respuesta. Lo avisé también en Fiscalía, pero lo que no hice fue mostrar su foto porque no quiero represalias. Vengo acá a la tele para que la corte”, explicó.

"Una persona se puso violenta, la conocí por las redes hasta que empezaron las amenazas, los gestos, rondaba mi casa armado. Me amenazó por Internet y pasó por mi casa con el auto me hizo gestos como si tuviera un arma".

“Lo conocí por una página para adultos, en la que nadie usa su verdadero nombre. Nos conocimos chateando y un día lo bloqueé. Pero persistió y persistió por años. Entonces dije ‘este flaco no está bien’. No teníamos afinidad ni buena onda”, agregó.

“Se había puesto violento y dije ya está. Me amenazó por Internet y pasó por mi casa con el auto, me hizo gestos como si tuviera un arma. Le dije al 144 y no hicieron nada. No tengo ni su nombre ni su apellido porque nadie se registra así. Fui a la Fiscalía y dejé una exposición, pero viniendo a los medios le pongo un parate”, explicó.

"Trece años tenía yo cuando pasó lo de Veira y en la calle se burlaban de mí. Nadie me creía. Obvio que pensé en matarme, tengo marcas incluso. Mi papá y mi mamá me dieron fuerza para salir".

Luego, Praxedes, quien se desempeña profesionalmente como enfermera, recordó el mediático caso del Bambino Veira, condenado a seis años de cárcel (aunque solo cumplió ocho meses) por violarlo a los 13 años. “Eran otras épocas, en la calle no se tenía respeto, en la calle se burlaban de mí. Trece años tenía yo cuando pasó lo de Veira. Me quedaba en casa todo el tiempo, me alejé del mundo exterior. Fue duro, pero el amor todo lo cura. Nadie me creía”, contó.

“Obvio que pensé en matarme, tengo marcas incluso. Me hicieron un lavaje de estómago, he caído en eso. Mi papá y mi mamá me dieron fuerza para salir. A los 18 años tuvo un intento de suicidio, terminé en el hospital Ramos Mejía con un lavaje. Mi cable a tierra era aislarme”, completó.