Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La reacción de Flor Peña cuando Vero Lozano le dijo que 'habla con su mamá muerta': "Pensé que ella te contestaba"

La conductora de Flor de Equipo le preguntó a su colega por la conexión especial que tiene con su madre y se llevó una sorpresa.

La reacción de Flor Peña cuando Vero Lozano le dijo que "habla con su mamá muerta"

A los 23 años, Vero Lozano perdió a su mamá, quien falleció de una afección cardíaca, luego de convivir con una larga enfermedad, como lo fue la artritis reumatoidea. Ese día la conductora de Cortá por Lozano se encontraba en Japón, cumpliendo con un trabajo, y volvió para despedirla.

Con el paso del tiempo, Vero contó que se comunica con su madre, a quien le habla y le cuenta situaciones personales.

Al tanto de dicha declaración, Florencia Peña aprovechó la presencia de su colega en Flor de Equipo para preguntarle por esa “conexión”, pero se sorprendió en vivo al darse cuenta de su errónea interpretación sobre el tema.

"Contanos una experiencia sobrenatural que nos sorprenda. Tiene que ver con tu mamá. ¿Es verdad que vos hablás con tu mamá?", le preguntó Flor.

El increíble ida y vuelta entre Flor y Vero:

Flor: -Contanos una experiencia sobrenatural que nos sorprenda. Tiene que ver con tu mamá. ¿Es verdad que vos hablás con tu mamá?

Vero: -Sí, claro, y está muerta, debo decir.

Flor: -¡Pero eso es sobrenatural!

"Sí, claro, y está muerta, debo decir. Hablo pero no me contesta. No tengo un diálogo", le respondió Vero.

Vero: -Hablo, pero no me contesta. No tengo un diálogo.

Flor: Ah, es un diálogo unilateral.

Vero: -Pará, pará que (mi mamá) me está diciendo algo (y se agarra la cucaracha).

"Yo pensé que ella te hablaba, pensé que la madre le decía 'hola. Buen día'", reaccionó Peña, tras su fallida interpretación.

Flor: -Claro. Yo pensé que ella le hablaba, que la madre le decía 'hola. Buen día'.

Vero: -Te pasan mal la información. Te quiere perjudicar… Yo hablo con mi mama, con mi abuela. Hablo con los muertos. Le cuento cosas.

Flor: ¡Ay, Verónica!