Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El Polaco y el último gesto de su padre antes de internarse por adicciones: "Vendió su moto y me compró un bajo y una guitarra"

En Los Mammones, el músico recordó la gran actitud de Jorge, antes de ingresar a una clínica psiquiátrica.

El emotivo recuerdo de El Polaco sobre su infancia junto a su padre

Además de ser un ídolo popular con la música, El Polaco se convirtió en los últimos años en uno de los personajes más carismáticos y requeridos de los ciclos de TV y su paso por Bailando por un Sueño y MasterChef Celebrity así lo demuestran.

Este lunes, el cantante estuvo en Los Mammones donde respondió sin filtros todas las preguntas sobre su vida privada, aun las más tristes, y recordó la ocasión en la que su padre dejó todo para que pueda iniciar su carrera.

Todo comenzó cuando Jey Mammon le preguntó si es verdad que con sus primeros ahorros le compró una casa a su papá Jorge Carlos y el músico asintió. “Junté mis pesos y como mi viejo vivía de alquileres, lo saqué de la villa y lo llevé a un lugar tranqui. Le pude comprar una casa a mi viejo y te puedo asegurar que después de eso, Dios me trajo una bendición terrible. Sinceramente, cada cosa que uno hace con su corazón a mí me lo multiplicó un montón”, recordó el músico.

“Yo creo que en el tema de las adicciones es como un minuto a minuto, es algo que a veces estás bien y a veces hay recaídas"

Al momento de contar cómo fue su infancia, el cantante reconoció que fue “medio complicada” debido a la situación que vivía Jorge. “Yo creo que en el tema de las adicciones es como un minuto a minuto, es algo que a veces estás bien y a veces hay recaídas. Pero dentro de todo lo que viví en mi infancia, yo saco las cosas buenas y mi viejo como pudo me enseñó a ser un buen tipo”, explicó, antes de rememorar un hecho que lo conmovió.

“Me acuerdo que se lo llevaban porque se tenía internar en (la clínica psiquiátrica) Open Door, en Luján, un loquero. Y me acuerdo que lo último que hizo fue vender su moto, tenía una Zanella Sapucai, y me compró un bajo y una guitarra. Y yo, después de eso, aprendí a tocar el bajo y la guitarra con eso, te lo juro por mis hijos”, relató. “Él lo hacía con el corazón. Mi viejo es mi ídolo y mi gran debilidad porque cuando yo lo veo mal, me quiebro. No lo puedo ver mal”, concluyó el cantante.