Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

Quedó "varada" por la pandemia en una isla y tuvo un fulminante flechazo con su profe de buceo: "No tengo fecha de regreso".

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: Es una montaña rusa de emociones
La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: Es una montaña rusa de emociones

En diciembre de 2019, luego de un gran año laboral en Argentina, tierra de amor y venganza, Luli Torn (26) hizo las valijas y partió, junto a un grupo de amigos, rumbo a unas placenteras vacaciones por Asia y Europa.

Sin embargo, la pandemia de coronavirus cambió por completo su ruta de viaje y la aventura terminó siendo otra: el cierre de las fronteras le complicaron el regreso al país, tras recorrer lugares como Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, Singapur, Filipinas y Gili Trawangan, isla de Indonesia en la que se instaló varios meses y le dio rienda suelta a una inesperada historia de amor con su instructor de buceo, Tom Mazur (32), con quien actualmente se encuentra en Bélgica, país del que es nativo su novio.

"La salida de Indonseia fue una locura, hicimos todo un viaje por otras islas hasta que llegamos a Bélgica. Nos pusimos en cuarentena y luego conocí a la familia de Tom. Todo ha sido una montaña rusa de emociones".

"Hasta siempre Gili, te tengo tatuada en el alma. Si cuento que venía por cinco días y me quedé cinco meses, creo que lo digo todo. Nunca me hubiera imaginado que la vida me iba a regalar vivir en una isla, mucho menos que la iba a tener toda para mí y menos que menos que me iba a cambiar la vida. La del agua turquesa y el abrazo cálido, la de las cientos de tortugas y miles de corales, la de las bugambilias (flores) y las palmeras, la del amanecer y el atardecer naranja, la de la gente amable, sonriente y relajada, la del buceo y el freedive (buceo libre), la de las caminatas y las bicicletas, la del surf y el kayak, la de los cursos y los juegos, la de la siesta y la fiesta. No me alcanzan las palabras porque lo que es tan bueno es muy difícil de explicar y porque todo lo que pueda escribir va a sonar a poco. Solo me queda decir que a Gili fui y me fui, pero sé que voy a volver, que Gili caló profundo adentro y que de Gili me robé el tesoro más especial. Gracias. Ahora Nusa Penida y Lembongan, Bali y después Bélgica", escribió Luli en Instagram, describiendo al detalle y poéticamente su tránsito y estadía por la isla, de la que se llevó el corazón de Tom Mazur, una relación que le cambió la vida y de la que habló en exclusiva con Ciudad.

"No tengo fecha de regreso. No quiero volver y no poder ver a mi familia, a mis amigos, o no poder trabajar... Aparte, si Tom viene a la Argentina quiero poder mostrarle el país como yo lo conozco".

El arribo de Luli a Bélgica y un retorno incierto a la Argentina:

Luego de seis meses de estar recorriendo Asia y estar disfrutando de paradisíacas playas prácticamente desiertas, tanto en la superficie como buceando en la profundidad del mar, Luli Torn dejó dicho continente y se fue con su novio a Europa para continuar con la aventura hasta que la situación sanitaria en la Argentina mejore.

"Estos últimos días han sido movidos porque se me terminó la Visa de emergencia en Indonesia y por ahora no voy a volver a la Argentina. Me voy a Bélgica con Tom. Así que tuve que hacer los papeles y pasaporte", le contó la actriz a este portal, dando detalles de lo vivido y de lo que recién empieza en las tierras de Tom.

"La historia de amor que estoy viviendo es divina. Estamos haciendo muchos planes juntos. Ahora, él empieza a trabajar y yo empezaré a recorrer Europa con mi mochilita".

"La salida de Indonesia fue una locura, hicimos todo un viaje por otras islas hasta que llegamos a Bélgica. Nos pusimos en cuarentena y luego conocí a la familia de Tom. Todo ha sido una montaña rusa de emociones", aseguró Torn, resumiendo en pocas palabras su inexplicable experiencia.

Atenta a lo que ocurre con el Covid-19 en nuestro país, la actriz agregó: "No tengo fecha de regreso. Mi idea es ir viendo semana a semana, mes a mes, a ver cómo se desenvuelven las cosas en la Argentina. No quiero volver y no poder ver a mi familia, a mis amigos, o no poder trabajar. Quiero tratar de que sea lo más parecido posible a lo que dejé cuando me fui. Aparte, si Tom viene a la Argentina quiero poder mostrarle el país como yo lo conozco. Así que veremos".

Sin brújula, pero con el corazón contento, Luli Torn dio más detalles de cómo continuará la historia de amor con en Europa y en la Argentina, cuando la pandemia se lo permita: "La historia de amor que estoy viviendo es divina. Estamos haciendo muchos planes juntos. Ahora, el primero de septiembre, él empieza a trabajar y yo empezaré a recorrer Europa con mi mochilita. El tiempo dirá".

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

 

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

La nueva vida de Luli Torn, de revelación en TV a un viaje soñado por Indonesia y convivencia en Bélgica: "Es una montaña rusa de emociones"

Ver esta publicación en Instagram

Oficialmente terminé mi curso y soy free diver level 1, lo que vendría a ser una sirena con título. Muchos me preguntaron de qué trata esta disciplina y me encantaría poder explicarles horas, porque me apasiona, todo me apasiona. Pero en resumidas cuentas se trata de bucear sin tanque. Cómo??? Sí, lo que leyeron, con nuestros propios pulmones. Cuando sentimos la falta de aire y la necesidad de respirar todavía tenemos una importante cantidad de oxígeno en el sistema; entonces, mediante muchas técnicas de relajación muscular y sobre todo mental (meditación) podemos alargar ese tiempo abajo del agua. Les juro que nunca pensé que podía hacer una cosa así, pero últimamente me estoy equivocando mucho cuando pienso que no puedo hacer algo. El último día del curso bajé a 20 metros de profundidad (créanme que es mucho) y me encontré ahí, sola, colgada de una soga, mirando a las medusas pasar, con una masa de agua arriba mío y liviana, muy liviana, sin nada más que mis pulmones. Nuestro cuerpo puede mucho más de lo que creemos, las trabas mentales se transforman en trabas físicas y no hay más que ablandarlas para entregarse a nuevas experiencias y aventuras. Estos videos son de los días posteriores, cuando salí a nadar con tanto más aire y tantas menos fronteras mentales, y así, probando las nuevas herramientas adquiridas, me tomé el tiempo suficiente para descubrir una morena gigante, señalársela a Tom y compartir unos preciados segundos con ella abajo del agua. Thank you so much @freedivegili and all the instructors involved in the course. I absolutely loved it ❤️ @el.botto @severiheikki @stephanemoia @veronikafreediver

Una publicación compartida de L u l i T o r n (@lulitorn) el