Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Noelia Marzol explicó por qué tuvo que suspender su boda: "Me quedé con el vestido colgado y encima Rami perdió"

La actriz de Sex habló con Ciudad luego de postergar su casamiento con el jugador de Quilmes, padre de su bebé en camino.

Noelia Marzol y una divertida ironía tras suspender su boda: Me quedé con el vestido colgado y encima Rami perdió
Noelia Marzol y una divertida ironía tras suspender su boda: Me quedé con el vestido colgado y encima Rami perdió

Este lunes 25 de enero Noelia Marzol (33) tenía previsto pasar por el Registro Civil de la mano de Ramiro Arias (27), y luego hacer una fiesta con sus íntimos para celebar.

Sin embargo, para sorpresa generalizada, la boda fue suspendida. Pero lejos de cualquier especulación con el padre del bebé de cuatro meses y medio que lleva en su vientre, la actriz de Sex atraviesa uno de los mejores momentos de su vida.

“Con Rami estamos re bien. Pero tuvimos que postergar el casamiento porque si ayer Quilmes (equipo en el que juega Arias) le ganaba a Atlético de Rafaela, Ramiro tenía que quedarse en Santa Fe”, explicó Noelia a Ciudad. Lo cierto es que "el Cervecero" perdió por penales contra "la Crema", por lo que quedó liberado, aunque suspendieron confiando en que el futbolista podía seguir con la buena racha para ascender a la Primera División.

“¡Me quedé con el vestido de novia colgando y encima Quilmes perdió! ¡Ja! Ahora tendremos que sacar una nueva fecha en el registro civil”, continuó la madre primeriza. En cuanto a la chance de conseguir otro turno rápido para unirse en matrimonio antes de que su panza siga creciendo (y obligue a rediseñar su vestido), Marzol se lamentó: “No creo que logremos casarnos pronto. Está complicado el tema de las fechas para civil. Pero bueno... es lo que nos tocó”.

“Más amor que suspender mi boda por un ‘posible’ partido creo que no existe. Tanto para él como para mí es difícil seguirnos el ritmo con las profesiones de cada uno".

Al final, Noelia Marzol reafirmó su amor por Ramiro Arias, pese a los contratiempos: “Más amor que suspender mi boda por un ‘posible’ partido creo que no existe. Tanto para él como para mí es difícil seguirnos el ritmo con las profesiones de cada uno. Pero nos entendemos. Las pasiones no se explican”.