Natalia Oreiro y un particular ritual con su hijo: "Los viernes lo llevaba a una librería para leerle cuentos"

La actriz reveló algunas de las actividades que disfruta con su pequeño, Atahualpa, fruto de su amor con Ricardo Mollo.

El particular ritual que Natalia Oreiro comparte con su hijo (Foto: Instagram)
El particular ritual que Natalia Oreiro comparte con su hijo (Foto: Instagram)

Lejos de la pantalla chica y enfocada en el rodaje de su próxima película, en la que se pondrá en la piel de la cantante tropical Gilda, Natalia Oreiro (39) desmiente estar esperando un segundo hijo con Ricardo Mollo (58) y disfruta a pleno de Atahualpa (4), con quien comparte los momentos más lindos del día: juegos al aire libre, jardinería y lectura.

"Ata muere por que le lea cuentos. Y eso es algo que hacemos muy seguido: el año pasado, por ejemplo, los viernes lo pasaba a buscar por el jardín y lo llevaba a una librería para leerle cuentos. Los libros generan en los chicos lugares de fantasía y conocimiento", confesó Oreiro.

"¡A él le encanta la huerta! Cada vez que le preguntan qué va a ser cuando sea grande, dice: 'Músico no, quiero ser jardinero'. Como verás tiene su carácter. Hace unos días me pidió que dejara de llamarlo 'lechón', así que ahora le digo 'Ata'", comentó la bella actriz en la Revista ¡Hola! Argentina, para luego confesar un particular ritual que comparte con su hijo.

"Nos gusta mucho salir a andar en bicicleta. También muere por que le lea cuentos. Y eso es algo que hacemos muy seguido: el año pasado, por ejemplo, los viernes lo pasaba a buscar por el jardín y lo llevaba a una librería para leerle cuentos. Los libros generan en los chicos lugares de fantasía y conocimiento", confesó Natalia y dio a conocer un poco más los gustos de Atahualpa.

Sin planes inmediatos de agrandar la familia, Oreiro echó por tierra estar en crisis con el líder de Divididos y contó qué la sigue enamorando de su marido, en estos 14 años de romance: "Ricardo es una persona muy sencilla y eso a mí me desarma. Me gusta la simpleza con que vive. Es un ser con mucha luz y, sobre todo, un buen hombre. Creo que todos buscamos eso, buenas personas con quien estar y compartir".

¡Cada cual con su librito!